Archivo de Público
Martes, 13 de Diciembre de 2011

Dos detenidos en Francia por su vinculación con ETA

Las huellas de Julen Mugica e Ihintza Otxandabaratz fueron halladas durante la desarticulación de una gran red de zulos en el verano de 2009

PEDRO ÁGUEDA ·13/12/2011 - 10:45h

La Policía francesa traslada esposada a Ihintza Otxandabaratz a comisaría. efe

La jueza francesa Laurence Le Vert ordenó ayer la detención de Julen Mugica e Ihintza Otxandabaratz por su presunta relación con ETA. La pareja, que reside en una vivienda de Saint-Jean-Pied-de-Port, en los Pirineos Atlánticos, dejó sus huellas en un zulo de la banda terrorista que la Policía localizó en agosto de 2009. Fuentes policiales francesas explicaron ayer a Público que la operación se ha retrasado por el orden de prioridades que la magistrada concede a los casos que sigue en su juzgado.

Poco antes de las 8 de la mañana, agentes de la Subdirección Antiterrorista de París (SDAT) accedieron al domicilio que comparten los detenidos y que registraron hasta el mediodía. Ante la vivienda, unas 40 personas apoyaron a los detenidos, entre ellos Aurore Martin, exdirigente de Batasuna a la que la Justicia española reclama y que ya escapó en junio de su arresto ayudada por decenas de militantes de la izquierda abertzale.

Los arrestos responden a una orden de la jueza Laurence Le Vert

La Policía francesa, con información de la española, asestó un duro golpe al aparato logístico de ETA el verano de 2009, con el desmantelamiento de una red compuesta por 14 zulos y casi una tonelada de explosivos. Además, sembraron la psicosis en los militantes de la organización, que cada vez que se acercaban en los meses siguientes a un escondite a buscar dinero o explosivo eran detenidos.

El 21 de agosto de 2009, los agentes levantaron tres zulos, uno de ellos en Minerve, donde aparecieron las huellas de Mugica y Otxandabaratz. Esos tres escondites sumaban más de 300 kilos de material explosivo y sofisticados dispositivos de activación. Aquel golpe motivó un cambio de planes en ETA. Los jefes del aparato militar, Mikel Carrera, Ata, y Garikoitz Aspiazu, Txeroki, planearon escapar del acoso policial trasladando la base logística desde el sur de Francia a Portugal. El descubrimiento de sus planes en febrero de 2010 y del taller de bombas que estaban construyendo cerca de Lisboa provocó otro récord de incautación de explosivos, una tonelada y media.

La jueza Le Vert conoce a Otxandabaratz desde hace tiempo. En 2003, la magistrada coordinó la parte francesa de una vasta operación contra una red de captación e información sobre posibles objetivos de ETA. Le Vert dejó en libertad a Otxandabaratz, que está embarazada, bajo vigilancia judicial. El 29 de septiembre de 2007, fue arrestada de nuevo como consecuencia de la investigación por el atentado contra el hotel Ducasse, en la localidad de Bidarray, perpetrado en junio de 2006. Ihintza Otxandabaratz quedó posteriormente en libertad.

La izquierda abertzale pide que acabe la «persecución policial»

Por su parte, Julen Mugica es hermano de Ander Mugica Andonegi, un relevante miembro del aparato logítico detenido en Cahors en septiembre de 2007. Junto a él, fue arrestado Luis Ignacio Iruretagoyena Lanz, Suni, creador de potentes bombas para ETA, incluida la que destrozó el aparcamiento de la T-4 de Barajas y rompió el alto el fuego de la banda terrorista. La izquierda abertzale dijo ayer que el "nuevo escenario abierto en Euskal Herria" obliga a que acaben las "persecuciones policiales".

Extradición desde Bélgica

La Justicia belga entregó ayer a Ventura Tomé, de 58 años, detenido en Bruselas el pasado 23 de octubre por su presunta vinculación con atentados cometidos en la década de los ochenta. Junto a él fue arrestado Xavier Aguirre, que permanece en una prisión belga a la espera de juicio. La prensa local informó ayer de que había agredido con un arma blanca a un funcionario de la cárcel.