Archivo de Público
Martes, 13 de Diciembre de 2011

Detienen al presunto líder de Los Zetas en el estado mexicano de Veracruz

EFE ·13/12/2011 - 07:47h

EFE - Infantes de la Marina Armada de México vigilan la zona .EFE/SEMAR

El presunto líder del cártel de Los Zetas en el estado de Veracruz y uno de los "37 criminales más peligrosos" de México fue detenido hoy en la ciudad de Córdoba, informó la Secretaría de Marina-Armada (Semar).

Raúl Lucio Hernández Lechuga, alias "el Lucky", fue capturado en una operación terrestre en Córdoba, en el oriental estado de Veracruz, "como resultado de un intenso trabajo de inteligencia", apuntó la Semar en un escueto comunicado.

El detenido, añadió, ejercía el liderazgo criminal regional de la organización delictiva de los Zetas, que opera en varios estados mexicanos.

Junto con "el Lucky" fueron detenidas más personas en una operación que, según la institución, todavía se encuentra en proceso.

Fuentes de la Secretaría de Marina dijeron a Efe que el presunto delincuente será entregado a la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) y presentado mañana por la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (Siedo).

Hernández Lechuga estaba dentro de la lista de los 37 criminales más buscados que la fiscalía publicó en marzo de 2009.

Su detención eleva a 22 los capturados, pero todavía quedan por caer importantes figuras como Heriberto Lazcano Lazcano, alias "el Lazca", y Miguel Ángel Treviño Morales, alias "el 40", números 1 y 2 del cártel de Los Zetas.

El número uno de esta lista es Joaquín "El Chapo" Guzmán, quien se convirtió en el criminal más buscado a nivel mundial desde que se escapó de prisión en 2001.

Los Zetas nacieron como un brazo armado del cartel del Golfo, pero en marzo de 2010 rompieron con esa organización y desde entonces han protagonizado algunas de las escenas de violencia más crudas del país, como parte de su lucha por ganar territorios.

Están acusado del ataque incendiario contra el Casino Royale de Monterrey, donde murieron 52 personas el 25 de agosto pasado, así como del homicidio de 72 inmigrantes indocumentados, la mayoría centroamericanos, en Tamaulipas, en agosto de 2010.

Asimismo, se les atribuye el asesinato de alrededor de 200 personas, cuyos cadáveres fueron hallados en una serie de fosas comunes este año, también en Tamaulipas.