Archivo de Público
Martes, 13 de Diciembre de 2011

Cesc y la crisis del 9 en el Barça

Las figuras de Madrid y Barça en su particular duelo bipolar

ENRIQUE MARÍN ·13/12/2011 - 08:00h

ENRIQUE MARÍN - Cesc cabecea el tercer gol del Barça al Madrid. efe

Basta con echar un vistazo a la tabla de goleadores de la Liga para comprobar que el primer puesto se lo disputan, cómo no, las figuras de Madrid y Barça en su particular duelo bipolar. Con 17 goles cada uno, Cristiano y Messi pugnan por el Pichichi, sin que ninguno de ellos sea un ariete puro.

Pero hay más. Mientras los siguientes goleadores del Real Madrid son Higuaín (con 12) y Benzema (con ocho), es decir, dos delanteros al uso que pocas veces juegan juntos, en el Barça son dos centrocampistas como Cesc (ocho) y Xavi (cinco tantos, los mismos que Villa y Alexis) quienes escoltan al argentino en la clasificación de goleadores.

De los 23 habituales de Del Bosque en La Roja, es Cesc quien más goles suma en la Liga. El catalán no sólo está por delante de sus dos compañeros de equipo y selección, Villa y Pedro, sino también de Torres (dos tantos en la Premier con el Chelsea), Llorente (seis) y Negredo (cuatro), los otros delanteros en los que confía el salmantino.

Al igual que le sucedió a Silva, quien llegó a declarar que se sentía "como un actor secundario" desde el España-Suiza en Suráfrica, Del Bosque ha tenido serios problemas para encontrarle sitio a Cesc en La Roja. Sin embargo, su fichaje por el Barça, donde Guardiola sí le ha encontrado ubicación, le acerca a la titularidad también en la selección.

Messi puso a Guardiola en la tesitura de hacerle jugar donde más le gusta, por el centro. Para ello, el técnico del Barça sacrificó primero a Etoo, luego a Ibrahimovic y el sábado no dudó en sentar a Villa, en este caso para hacer coincidir sobre el campo a Messi y Cesc. Entre medias, el 9 más prometedor de La Masia, Bojan, tuvo que irse a la Roma con Luis Enrique y el goleador del filial, Jonathan Soriano, apenas ha tenido oportunidades en el primer equipo.

Resulta paradójico que la crisis del 9 que sufre el Barça se haya trasladado a La Roja y que la solución también vista de azulgrana. Fàbregas, un fichaje que muchos pusieron bajo sospecha por considerarlo redundante, ha permitido al Barça seguir creciendo. Messise ve compatible con Cesc, aunque en La Roja no está Messi y el catalán también apunta a 9 mentiroso.