Archivo de Público
Lunes, 12 de Diciembre de 2011

Obama reconoce las diferencias "tácticas" con el gobierno iraquí sobre Siria

EFE ·12/12/2011 - 18:31h

EFE - El presidente de los EE.UU., Barack Obama (d), saluda al primer ministro iraquí Nouri al-Maliki, en el Salón Oval de la Casa Blanca en Washington. Ambos mandatarios hablan sobre la situación tras la retirada de las tropas estadounidenses dentro de un mes.

El presidente de EEUU, Barack Obama, admitió hoy diferencias "tácticas" con el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, sobre Siria pero subrayó que la posición de aquel se basa en lo mejor para su país y no está influida por Irán.

Obama y Al Maliki se reunieron hoy durante más de una hora en el Despacho Oval para tratar sobre el futuro de Irak una vez concluya, a finales de este mes, la retirada estadounidense del país árabe tras casi nueve años de guerra.

En una rueda de prensa conjunta tras la reunión, Obama afirmó que él y el primer ministro de Irak pueden tener "diferencias tácticas" sobre Siria pero Maliki tiene en cuenta ante todo lo que conviene al pueblo iraquí.

El Gobierno de EEUU exige la marcha del presidente sirio, Bachar al Asad, mientras que Maliki considera que no tiene derecho a reclamar la salida del líder vecino.

Bagdad se abstuvo cuando la Liga Árabe aprobó un mecanismo de sanciones contra Siria por la represión que el régimen de Al Asad ejerce contra la población y que ha llegado a suponer la suspensión de este país como miembro de la organización panárabe.

En la rueda de prensa, Maliki indicó que no aprueba la imposición de sanciones económicas porque estas medidas lo que hacen es perjudicar a los ciudadanos del país afectado.

El primer ministro iraquí se declaró "preocupado" por los efectos que la violenta represión en Siria contra los manifestantes que reclaman democracia pueda tener en la seguridad en la frontera entre los dos países.

Pero, recordó, los dos pueblos están "emparentados", por lo que "debemos ser muy prudentes".

Al menos trece personas murieron hoy en Siria, donde se registraron violentos choques entre tropas del régimen y desertores el mismo día en que se celebraron elecciones locales en todo el país, informaron grupos opositores.