Archivo de Público
Lunes, 12 de Diciembre de 2011

La vitamina D no previene el infarto o el cáncer: estudio

Reuters ·12/12/2011 - 18:12h

Por Kerry Grens

En los adultos mayores con alto riesgo de sufrir fracturas óseas, el consumo de vitamina D o calcio no reduce la probabilidad de morir por cáncer o enfermedad vascular.

La vitamina D es buena para la salud ósea; estudios previos habían determinado que tener bajos niveles en sangre aumenta el riesgo de morir por cardiopatías.

Por lo tanto, la idea es que el consumo de vitamina D extra reduciría ese riesgo.

"Hay mucho interés en el uso de la vitamina D para prevenir la enfermedad cardíaca y el cáncer, pero los resultados de estudios aleatorizados no son sólidos", indicó la doctora Alison Avenell, autora principal del estudio e investigadora de la Universidad de Aberdeen, en Inglaterra.

En el nuevo estudio, publicado en Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, los autores controlaron a casi 5.300 adultos de 70 años que habían tenido una fractura ósea.

Al azar, los dividieron en cuatro grupos: uno tomó 800 unidades internacionales (UI) diarias de vitamina D; el segundo, 1.000 miligramos (mg) de calcio por día; el tercero utilizó ambos suplementos, y el cuarto, placebo.

El tratamiento duró entre dos y cinco años, y se los siguió durante tres años más.

Entre los usuarios de la vitamina, 32 de cada 100 murieron durante el estudio, comparado con 33 de cada 100 de los que no tomaron el suplemento. La diferencia podría atribuirse al azar.

No hubo diferencia en la mortalidad por cáncer o enfermedad cardíaca. El calcio tampoco dio resultado.

Una revisión reciente de 50 estudios sobre el efecto de la vitamina D en la salud cardíaca no mostró resultado alguno. Aun así, Avenell dijo que el estudio no es la respuesta final a si la vitamina previene las cardiopatías o el cáncer.

"A menudo, los participantes dejaban de tomar las píldoras, lo que habría dificultado hallar algún efecto", indicó. "La dosis de vitamina D no habría sido suficientemente alta", añadió.

Peggy Cawthon, del Instituto de Investigación del Centro Médico California Pacific y que no participó del estudio, señaló: "Un suplemento o una vitamina no aportaría la bala mágica para prevenir la próxima enfermedad. Ya tuvimos muchos ejemplos y la vitamina D es el último que demuestra que no influye en estos problemas de salud".

La vitamina D se forma cuando la piel está expuesta al sol. Altos niveles de la molécula en el organismo están asociados con un mejor estado de salud cardíaco, aunque podría ser que la vitamina D sea apenas un signo de buen estado de salud general.

"Las personas sanas están más tiempo al aire libre y producirían más vitamina D", propuso Cawthon.

Avenell adelantó que hará dos estudios en Estados Unidos y el Reino Unido para confirmar si la vitamina D tiene algún efecto más allá de reforzar la resistencia ósea.

FUENTE: Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, online 23 de noviembre del 2011