Archivo de Público
Lunes, 12 de Diciembre de 2011

Prueba de vida de los cooperantes de Tinduf

El Gobierno ha informado a la familia de la grabación y asegura que "continúa realizando todos los esfuerzos posibles" para su liberación

PEDRO ÁGUEDA ·12/12/2011 - 16:46h

Los cooperantes secuestrados. AFP

El Gobierno español tuvo la pasada semana acceso a un vídeo grabado por los captores de los cooperantes españoles Enric Gonyalons y AinhoaFernández y de la italiana Rosella Urru que muestra a los tres con vida y en buen estado. La filmación va firmada por Jamat Tawhid Wal Jihad Fi Garbi Afriqqiya (Movimiento Unido por la Yihad en África Occidental), el mismo grupo que reivindicó la acción el pasado sábado en una comunicación a la delegación de la Agencia France Presse (AFP) en Bamako, la capital de Mali.

Un mediador facilitó ayer la cinta a esa agencia de noticias, que por la noche difundió una captura del mismo tras ocultar el rostro de los secuestrados por "motivos de seguridad". En el vídeo, los tres secuestrados están rodeados de hombres armados, en su mayoría de raza negra, y se presentan brevemente en su idioma, según informó AFP. Gonya-lons aparece con una pierna vendada, lo que confirma que ha sido atendido de la herida de bala recibida durante el secuestro, perpetrado el 23 de octubre en Rabuni, la capital administrativa del Frente Polisario. Las dos mujeres aparecen vestidas con túnicas azules y la cabeza cubierta.

El Gobierno tuvo acceso a la grabación la semana pasada

Los servicios de información españoles tratan ahora de determinar quién se encuentra detrás de Jamat Tawhid Wal Jihad. Un web mauritana lo identificaba ayer como Hamada Uld Mohamed Jairi, un islamista de este país, informa Efe. En un principio, y ante la tardanza en la reivindicación, se especuló con que los autores fueran delincuentes comunes. Sin embargo, los expertos antiterroristas apuntan desde el principio a islamistas radicales, probablemente escindidos de Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI), que buscan un hueco en el mapa yihadista del norte de África. En cualquier caso, su principal objetivo sería el mismo: un rescate.

A la espera de exigencias

Por ahora, los captores imitan las formas de AQMI: han reivindicado la acción con un mensaje a un medio y han presentado un vídeo como prueba de vida. También es cierto que AQMI nunca ha utilizado France Presse sino medios árabes y sus vídeos van firmados por su productora en internet, Al Andalus. Igualmente, los terroristas de AQMI pixelan la imagen de las mujeres, lo que no ocurre en la grabación con Ainhoa Fernández y Rosella Urra. Si sigue actuando como AQMI, Jamat Tawhid Wal Jihad dará publicidad a unas exigencias inasumibles por los gobiernos de España e Italia y trasladará otras más realistas a través de los mediadores.

El Ejecutivo apunta a una escisión de AQMI que persigue un botín millonario

Exteriores reconoció a última hora de la tarde de ayer la existencia del vídeo y dijo que ha informado del mismo a los familiares, con los que "se mantiene en permanente comunicación". El escueto comunicado ni siquiera confirmaba que el Gobierno tuviera la grabación en su poder, dentro del clima de máxima discreción que reclama el Ejecutivo mientras intenta negociar la liberación de los secuestrados. "El Gobierno continúa realizando todos los esfuerzos posibles, con la máxima discreción y en colaboración con los gobiernos de los países de la región, para obtener su pronta liberación", añade la escueta nota.

El CNI ha activado la red de colaboradores que tejió en varios países de la zona durante el secuestro de otros tres cooperantes entre noviembre de 2009 y agosto de 2010. El pasado jueves, el ministro de Asuntos Exteriores de Burkina Faso, Djibril Bassolet, aseguró que su Gobierno ha entrado en contacto con los secuestradores de los españoles. Burkina Faso ya resultó determinante en la mediación del pago y posterior liberación de Albert Vilalta y Roque Pascual, dos de los cooperantes secuestrados en Mauritania y trasladados después al norte de Mali.