Archivo de Público
Lunes, 12 de Diciembre de 2011

El TS aparta a cinco magistrados del juicio a Garzón por las escuchas de 'Gürtel'

Estima por segunda vez una recusación presentada por el juez de la Audiencia Nacional

ÁNGELES VÁZQUEZ ·12/12/2011 - 12:57h

EFE/Alex Cruz - Baltasar Garzón.

La Sala del 61 del Tribunal Supremo despejó ayer cualquier duda que todavía pudiera existir sobre si los magistrados que admiten a trámite una querella pueden constituir después el tribunal que juzgue el caso. Por segunda vez dio la razón a Baltasar Garzón y estimó una recusación presentada por el juez de la Audiencia Nacional contra los magistrados previstos para juzgarle en una de las tres causas abiertas en su contra.

Por 13 votos a favor y dos en contra, la Sala Especial apartó del próximo juicio por las escuchas del caso Gürtelque está previsto que comience el 17 de enero a los cinco magistrados que admitieron a trámite la querella presentada por el exfiscal Ignacio Peláez, quien se reunió en prisión con el considerado cabecilla de la trama corrupta, Francisco Correa, para preparar la defensa de su cliente, el constructor José Luis Uribarri, también imputado en la trama.

Fuentes jurídicas señalaron a Público que los argumentos de la Sala son similares a los que ella misma plasmó en el auto de 20 de junio. Entonces estimó la recusación que hace justo un año presentó Garzón contra los magistrados que admitieron a trámite la querella del autodenominado sindicato de funcionarios Manos Limpias que dio origen al procedimiento de los crímenes del franquismo, que comenzará a juzgarse el 24 de enero.

Recelos justificados

La mayoría de la Sala considera que al admitir a trámite la querella, los magistrados hacen consideraciones, necesarias para adoptar su decisión, pero que sientan un criterio jurídico sobre el fondo del asunto. Ello les impide formar parte del tribunal juzgador, porque los recelos que plantea Garzón sobre su imparcialidad están justificados.

Nadie defendió apartar al instructor del 'caso de los cobros'

La Sala del 61, formada por el presidente del Tribunal Supremo, los presidentes de sus cinco Salas y los magistrados más antiguos y más modernos de cada una de ellas, estuvo ayer compuesta sólo por 15 jueces, al no ser sustituido uno de los recusados, el presidente de la Sala de lo Penal, Juan Saavedra. Los magistrados que votaron en contra de estimar la recusación fueron el presidente de la Sala de lo Militar, Ángel Calderón, y el magistrado Mariano del Oro, quienes también se opusieron a la de la Memoria Histórica.

En lo que ni siquiera hubo debate fue en rechazar la última recusación presentada por Garzón. Todos coincidieron en que el hecho de que Manuel Marchena sea también instructor del caso de los cobros de Nueva York no es obstáculo para que le juzgue por las escuchas.

Con la decisión adoptada ayer, el tribunal del primer juicio contra Garzón estará formado, además, por Joaquín Giménez, como presidente, y si se mantiene el criterio seguido en el caso de los crímenes del franquismo, por Miguel Colmenero, Francisco Monterde, Juan Ramón Berdugo, Luciano Varela y Andrés Martínez Arrieta.