Archivo de Público
Lunes, 12 de Diciembre de 2011

Rajoy dice que pretende "repartir de forma equitativa los costos de la crisis"

Ante la Junta Directiva Nacional del PP, asume que la situación "no va a mejorar" a corto plazo

PUBLICO.ES ·12/12/2011 - 11:50h

JUANJO GUILLÉN / EFE - Rajoy conversa con Soraya Sáenz de Santamaría, al inicio de la reunión de la Junta Directiva del PP.

El presidente electo del Gobierno y líder del PP, Mariano Rajoy compareció después de la Junta Directiva Nacional del PP. Aprovechó la cita para poner prietas las filas dentro del PP: afirmó que "la prioridad básica" del partido son las elecciones andaluzas previstas para el próximo mes de marzo. Antes se celebrará en Sevilla el Congreso Nacional del PP en Sevilla. Así que pidió a sus compañeros que presten "mucha atención al partido y presencia del partido en la opinión pública".

Tras hablar del partido y mostrar "el apoyo incondicional de todo el PP a Javier Arenas por los magníficos resultados electorales logrados en Andalucía", Rajoy repitió el "intenso calendario" que le aguarda hasta final de año: "La sesión de investidura será el 19 y 20 de diciembre; tomaré posesión el 21 y el 22 los ministros. El día 23 celebraremos el primer Consejo de ministros y el día 30 el segundo, donde ya tomaremos decisiones importantes".

Rajoy habló sobre todo de economía: "La situación viene marcada por la economía. Esa es la mayor prioridad de los españoles. Estamos obligados a adoptar decisiones y a hacerlo de forma rápida. Con cinco millones de parados no hay futuro para un país". 

Rajoy insistió en que sin reformas no habrá crecimiento y reconoció que el control del déficit público no va a mejorar la situación en un primer momento. Asumió que en "los próximos años" el crecimiento va a ser limitado. Dijo que intentará presentar lo antes posible una previsión de crecimiento para 2012.

El presidente dijo que a pesar de tener mayoría absoluta, buscará acuerdos y consensos, pero al mismo tiempo advirtió que el PP no va a renunciar de su respnsabilidad: "Gobernar y cumplir con el mandato de los españoles". Fijo su atención en las Comunidades Autónomas, a las que hizo un llamamiento a la responsabilidad. Afirmó que pretende "repartir de forma equitativa los costos de la crisis". "Lo primero para un Gobierno es que sea justo. Habrá que explicar bien las cosas: nos jugamos el futuro, no una legislatura".