Archivo de Público
Domingo, 11 de Diciembre de 2011

Los secretos de Bob Esponja, el "ser más extraño del océano"

Stephen Hillenburg, el biólogo marino que creó al famoso personaje, explica la historia de este fenómeno

 

JOÃO FRANÇA ·11/12/2011 - 12:20h

EDU BAYER - El creador de Bob Esponja, en la plaza Sant Felip Neri de Barcelona. -

"Algo que tiene el mundo de la animación es que un tipo como Stephen Hillenburg puede ir por la calle tranquilamente", asegura Alfred Sesma, director del recién creado festival de animación infantil Toon a Ville. Efectivamente, el creador de Bob Esponja fue fotografiado el viernes en Barcelona por su presencia en el festival en una plaza llena de niños sin que ninguno supiera de quién se trataba.

El creador del gran fenómeno de la animación es un hombre tranquilo y de pocas palabras, a diferencia de su frenético personaje. El equipo ya está trabajando en la novena temporada de la serie y Hillenburg, que no descarta un nuevo largometraje protagonizado por el personaje amarillo, asegura que no esperaba que tuviera "semejante éxito". "Sólo quería hacer algo que me hubiera gustado ver", afirma. ¿Y el secreto? "Las personas adecuadas, grandes voces" y, sobre todo, un personaje inocente.

"Es un hombre que se comporta como un niño, un personaje clásico"

Cuando Hillenburg empezó con Bob Esponja triunfaban las series de parejas cómicas, por lo que apostó por un solo protagonista, y "un hombre que se comporta como un niño es un personaje clásico, como un Charles Chaplin". El resto de la historia se estructura alrededor de su inocencia.

Desde 1999 en antena, Bob Esponja ha cautivado a niños de todo el mundo, pero también a jóvenes y adultos. Su creador insiste en que es una serie pensada para niños, pero le parece normal que guste a todos los públicos, porque es un humor muy simple. "A los que hacemos la serie nos hace gracia", asevera, y añade que no han cambiado para llegar a más público. "La estructura básica se fijó en la tercera temporada y desde entonces hacemos básicamente lo mismo", historias basadas en la relación entre los personajes.

Stephen Hillenburg no empezó su carrera en animación. Estudió biología marina en California y trabajó como educador. Cuenta que "era un trabajo guay", porque tenían acuarios y los niños podían ver y tocar los animales. Fue ahí donde creó la primera semilla de lo que sería Bob Esponja: Intertidal Zone, un cómic educativo protagonizado por los organismos que habitaban el espacio intermareal, entre ellos, Bob, una esponja natural, redonda y con gafas de sol.

"El mundo de Bob Esponja no es absurdo cuando te familiarizas con él"

Sus inicios en animación

Hillenburg decidió estudiar animación y más tarde entró a trabajar para la serie Rocko's Modern Life de Nickelodeon. Fue ahí donde conoció a algunos de los que le ayudarían a empezar su proyecto y también donde le dijeron, al ver su cómic, "ahí lo tienes, esta es tu serie". Intertidal Zone no es el origen de Bob Esponja, explica el animador, pero sí marcó el escenario de su proyecto.

"Tenía que pensar bien cuál sería mi protagonista", relata, así que buscó "el ser más extraño" de las profundidades: "Una esponja puede vivir hasta 300 años, vive en colonias, la gente piensa que son plantas, se puede comprimir y estirar y si la metes en una licuadora sus células se vuelven a reunir". Hillenburg reconoce que su serie tiene un punto "absurdo", pero destaca que hay "lógica" en la historia y en los personajes. "No es absurdo cuando te familiarizas", afirma, y añade que ese enfoque siempre ha tenido un papel importante en el humor.

El creador de Bob Esponja no rehúye la polémica. De hecho, ironiza sobre el estudio que asegura que sus frenéticos personajes pueden producir déficit de atención. "La investigadora que lo hizo vio la serie durante una hora y se sintió muy confusa", apunta, y lanza una recomendación: "No tengáis la tele encendida mientras hacéis los deberes". Además, lamenta que no haya "estudios sobre cómo la animación estimula la imaginación".

Con respecto a la sexualidad de Bob Esponja, Hillenburg asegura que los personajes son asexuales. "No tengo nada contra los gays y, de hecho, defiendo el matrimonio homosexual, pero la gente confunde un comportamiento infantil con lo que no es", aclara. Que Bob Esponja y Patricio se cojan de la mano "le parecerá normal a todo el que tenga hijos", argumenta.

En lo que se refiere al merchandising de esta serie, que está controlado por Nickelodeon, Hillenburg sólo puede quejarse. Su único enfrentamiento se produjo cuando querían vender barritas de pescado de Bob Esponja: "Sería como vender hamburguesas de conejo con la cara de Bugs Bunny".