Archivo de Público
Sábado, 10 de Diciembre de 2011

Un grupo disidente de Al Qaeda reivindica el secuestro de Tinduf

El pasado día 9 la organización terrorista emitió un comunicado en el que negaba su autoría

PÚBLICO ·10/12/2011 - 17:40h

Ainhoa Fernández y Enric Gonyalons.

Un grupo disidente de Al Qaeda en el Magreb islámico (Aqmi) reivindicó este sábado el secuestro el pasado 23 de octubre de tres cooperantes (dos españoles y una italiana) en los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf (Argelia). El anuncio, hecho a través de la agencia de noticias francesa France Presse se produjo tres días después de que la organización terrorista se desvinculara del rapto, también a través de un comunicado pero a la agencia de noticias mauritana ANI.

El grupo disidente Jamat Tawhid Wal Jihad Fi Garbi Afriqqiya (Movimiento Unido por la Yihad en el África del Oeste) mandó un breve mensaje escrito reivindicando la acción al corresponsal de France Presse en Bamako (Mali).

Dos cooperantes y una italiana llevan desaparecidos desde el 23 de octubre

El mismo mensaje fue leido por un hombre, que afirmó ser portavoz del grupo, en una llamada telefónica al mismo medio de comunicación. El comunicado no precisa las causas de esta disidencia que, desde hace algunos días, ya había sido anunciada por fuentes de la seguridad de la zona.

Desde que el pasado 23 de octubre los españoles Ainhoa Fernández del Rincón (Asociación Extremeña de Amigos del pueblo Saharaui) y Enric Gonyalons (Mundubat) y la italiana Rosella Urru fuesen secuestrados a medianoche en Rabuni, la capital administrativa de la región de Tinduf, apenas ha trascendido cómo avanza su búsqueda, tanto por parte del Frente Polisario como del CNI español. Un grupo de diez hombres armados y con ropa militar llegó con dos vehículos todoterreno a los campamentos, de donde se llevaron a las víctimas.

A cambio de dinero

Los secuestradores han mandado un mensaje a la agencia France Presse

El Frente Polisario aseguró que los secuestradores habían venido de Mali y que tendrían retenidos en este país a los tres cooperantes. Fuentes del Gobierno maliense salieron a desmentir esta información.

El pasado lunes, dos saharauis, supuestamente relacionados con el rapto, fueron detenidos. Fuentes consultadas por la agencia ANI informaron entonces de que las primeras investigaciones indicaban que los sospechosos se habían puesto en contacto con AQMI para intercambiar a los rehenes por "importantes cantidades de dinero".

El movimiento de armas en la zona debido a la guerra de Libia ha propiciado en los últimos meses este tipo de actos. AQMI sí que ha asumido la responsabilidad de otros cinco secuestros.