Jueves, 4 de Octubre de 2007

Un principio de acuerdo con Bhutto despeja el camino para la reelección de Musharraf

EFE ·04/10/2007 - 21:35h

EFE - Un principio de acuerdo entre el régimen de Pakistán y la opositora exiliada Benazir Bhutto (izq.) despejó hoy el camino para la reelección del presidente Pervez Musharraf (dcha.) sin el boicot total de la oposición. EFE

Un principio de acuerdo entre el régimen de Pakistán y la opositora exiliada Benazir Bhutto despejó hoy el camino para la reelección del presidente Pervez Musharraf sin el boicot total de la oposición.

Aunque cauta a la hora de anunciar el acuerdo en rueda de prensa en Londres, transmitida en directo por las cadenas de televisión paquistaníes, Bhutto admitió que las "intensas" conversaciones mantenidas anoche con enviados gubernamentales han permitido dar un "paso adelante" y se declaró "optimista" sobre su resultado.

La presidenta del Partido Popular de Pakistán (PPP, principal de la oposición parlamentaria) y ex primera ministra precisó, sin embargo, que antes de dar el pacto por cerrado quiere ver el texto final de la "ordenanza de reconciliación nacional" propuesta por Musharraf.

La "ordenanza" prevé una amnistía "para todos los partidos políticos", según Bhutto, quien mantuvo que beneficiará también a su rival Nawaz Sharif, otro ex primer ministro en el exilio.

Tanto Bhutto como Sharif tienen causas pendientes por corrupción ante la Justicia paquistaní.

Musharraf lanzó anoche su propuesta de "reconciliación nacional" en una entrevista por televisión, cuando el Tribunal Supremo (TS) aún ha de decidir si pospone la elección del presidente convocada para el próximo día 6 en las asambleas nacionales y provinciales del país.

El TS se ha de pronunciar sobre sendas peticiones en ese sentido presentadas por dos candidatos opositores, uno de ellos el del propio PPP, pero Bhutto rechazó hoy que haya una contradicción entre su recurso a la Justicia y su preacuerdo con el régimen.

Bhutto adelantó que, si el texto final de la ordenanza que reciba del Gobierno le convence, los legisladores de su partido no votarán por Musharraf el día 6 "pero tampoco dimitirán" como han hecho los de las otras dos principales formaciones opositoras.

La ex primera ministra, que reiteró que piensa volver a Pakistán el próximo día 18, rechazó que eso suponga dar a la votación la legitimidad que el PPP le ha negado ante el Supremo.

La cuestión de "la legitimidad se la dejamos al Supremo", declaró.

Más que un muy improbable fallo adverso del TS, Musharraf tiene que hacer frente ahora al malestar generado en su partido -cuyo voto es esencial el sábado- por el acuerdo negociado con Bhutto.

Según una fuente gubernamental citada por la cadena de televisión "Dawn News", el presidente de la gubernamental Liga Musulmana, Chaudhry Shujaat Hussain, ha dejado claro que su formación no tiene intención de compartir el poder con Bhutto.

Otras fuentes del partido advirtieron, además, de que una "armonía" entre Musharraf y Bhutto será imposible, incluso aunque ahora lleguen a un acuerdo que salve la votación del sábado.

El PPP presentó como candidato a su vicepresidente, Makhdum Amin Fahim, quien hoy estaba en Londres con Bhutto, mientras el colectivo de abogados propuso al ex juez del Supremo Wajihuddin Ahmed.

Los jueces que estudian el recurso de ambos candidatos en el TS terminarán de escuchar mañana los argumentos finales de los abogados de Musharraf, tras haber expuesto hoy los suyos la oposición.

Bhutto no dejó claro si el PPP retirará a su candidato y se abstendrá el sábado o lo mantendrá como rival de Musharraf y pospuso una decisión al respecto para mañana.

También mañana se espera que el TS ofrezca su veredicto, aunque los analistas en Islamabad coinciden en que es improbable que los jueces pospongan la votación una vez aceptaron, en su fallo del pasado viernes, que Musharraf podía presentarse candidato incluso sin abandonar el mando del Ejército.

También Bhutto parece haberse conformado, finalmente, con que Musharraf obtenga su nuevo mandato presidencial como general si lo jura como civil.

Representantes de la oposición, no obstante, se mostraron hoy confiados en un fallo judicial favorable.

"Aún es posible conseguir que se retrasen las elecciones", aseguró a Efe a las puertas del Supremo el portavoz del PPP, Farhatulla Babar, mientras el abogado de Ahmed, Mahmud Tariq, afirmó que tiene "un caso muy bueno" que se puede ganar.