Archivo de Público
Sábado, 10 de Diciembre de 2011

Cesc, la revolución del debutante

Inédito como azulgrana en el Bernabéu, el medio apunta a titular

NOELIA ROMÁN ·10/12/2011 - 14:00h

FERNANDO ZUERAS - Cesc, en una de sus incursiones ofensivas, ante el meta del Villarreal. -

"Contra el Madrid, los mejores en el campo", reza una de esas máximas cruyffistas que Pep Guardiola, fiel seguidor del Profeta, adapta y aplica a su Barcelona. Sucede que, en esta ocasión, determinar quiénes son los mejores no parece tan evidente. Se le acumulan los buenos jugadores al técnico azulgrana, especialmente en el centro del campo, la zona desde la que, según siempre proclama, su equipo gana los partidos. A Xavi, Iniesta, Busquets y Keita se han unido este curso Thiago esporádico el pasado y, sobre todo, Cesc Fàbregas, elemento inédito en un clásico de Liga.

Cesc, el futbolista más fabulosamente caótico del Barça, ofrece todos los argumentos para estrenarse esta noche con la camiseta azulgrana en el Bernabéu. Incorporado un poco más tarde al equipo, el excapitán del Arsenal no disputó la ida de la Supercopa de España. Y apenas contó con unos minutos en la vuelta, en el Camp Nou, cuando los de Guardiola ya festejaban el primer título del curso. Desde entonces, el medio catalán no ha hecho sino enriquecer el juego del Barça y complicarle la vida al técnico ante cada alineación. Guardiola ha planteado tantos onces diferentes como partidos disputados: 25. En la mayoría, se las apañó para dar una vuelta de tuerca que le permitiera incluir a Cesc, ya fuese en la medular o en la delantera. El medio ha formado en 11 de los 15 partidos de Liga. Y, con siete goles, es el segundo máximo realizador del Barça, sólo superado por su amigo Messi (17).

Guardiola ha repintado todos sus dibujos para incluir al de Arenys

La cifra, extraordinaria para un centrocampista, sublima la vocación ofensiva de Cesc, que ha protagonizado el mejor inicio goleador de su carrera. No sólo eso. Fàbregas es el tercer jugador que más ha chutado a puerta (13 tiros, tras Messi, 44, y Villa, 16) y el mejor asistente azulgrana, junto a la Pulga, principal receptor de sus pases. Su sociedad ha sido de lo más rentable para el Barça.

Aunque Guardiola nunca ha escondido su debilidad por Keita "fue el mejor ante el Milan" y no ha escatimado elogios hacia Thiago, cada vez más sólido, las cifras y los resultados apuntan hacia el concurso de Cesc, junto a Xavi, Iniesta y Busquets, tres fijos de estas citas. ¿Dónde jugará? Es otra incógnita por despejar. El de Arenys ha formado en la medular, en el vértice ofensivo del rombo que Guardiola ha recuperado para acomodarlo y como delantero mentiroso, junto a Messi o en su lugar. Su polivalencia también le ha permitido intercambiarse con Iniesta. "Él juega más al pie y tiene mejor dribling; yo voy más al espacio y tengo más llegada desde atrás", analiza el propio Cesc.

Mou y el tridente de presión

Su polivalencia y capacidad goleadora amplían los posibles planes del Barça

Su formación británica le hace también más imprevisible, menos ordenado tácticamente, circunstancia que abunda en las dudas de José Mourinho. Según anunció su ayudante, el técnico del Madrid renunciará a su habitual 4-2-3-1, con Khedira y Xabi Alonso en la medular, como en la Supercopa, y apostará por el 4-3-3 que montó en Valencia, en la lucha por ganar la medular. Entonces, Lass, Xabi Alonso y Khedira compusieron el trivote, que Mourinho prefiere llamar triángulo de presión alta. Por el resultado (2-3), no extrañaría que el luso repitiera apuesta, aunque también cuenta con Kaká y Özil.

Chamartín desvelará hoy cómo compondrán y modificarán nadie redibuja más su equipo en un partido que Guardiola su puzzle de combinaciones los técnicos más observados del mundo.