Archivo de Público
Viernes, 9 de Diciembre de 2011

Los líderes de la UE reanudan su reunión tras la maratoniana jornada de ayer

EFE ·09/12/2011 - 11:53h

EFE - El presidente francés Nicolas Sarkozy (i), la canciller alemana Angela Merkel (c), y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso (d), charlan hoy al comienzo del segundo día de la reunión del Consejo de jefes de Estado y Gobierno de la Unión Europea en Bruselas, Bélgica.

Los líderes de la Unión Europea (UE) han reanudado hoy la cumbre que celebran en Bruselas tras la maratoniana jornada de ayer, en la que negociaron hasta altas horas de la madrugada una mayor integración presupuestaria como respuesta a la crisis de la zona euro.

La reunión de los jefes de Estado y de Gobierno se ha retomado alrededor de las 10.00 GMT, al término de la ceremonia en la que se ha firmado el tratado de adhesión de Croacia.

A su llegada, la canciller alemana, Angela Merkel, se ha declarado "muy satisfecha" con los acuerdos cerrados horas antes y ha asegurado que son prueba de que la UE ha aprendido "de los errores pasados".

"Se trataba de no alcanzar compromisos podridos para el euro y lo hemos conseguido", ha subrayado Merkel, quien ha recalcado que la negativa de Reino Unido y otros países a sumarse al pacto para reforzar la unión fiscal no impedirá a Europa avanzar.

El primer ministro británico, David Cameron, se negó ayer rotundamente a aceptar la reforma de los tratados propuesta por el eje franco-alemán para evitar un endurecimiento de la regulación sobre el sector financiero de la City de Londres.

Así, la UE tuvo que aceptar una división para poder adoptar esas normas de disciplina presupuestaria y serán, por ahora, los 17 países del euro y otros seis no miembros (Bulgaria, Dinamarca, Letonia, Lituania, Polonia y Rumanía) los que seguirán adelante.

Quedan fuera del proyecto para reforzar la integración económica Reino Unido y Hungría, mientras que Suecia y la República Checa han pedido consultar la decisión con sus respectivos parlamentos.

Además, los líderes -que estuvieron reunidos hasta las cinco de la madrugada- lograron acuerdos en medidas concretas como acelerar un año la entrada en vigor del fondo de rescate permanente y dotar al Fondo Monetario Internacional (FMI) con 200.000 millones de euros para ayudar a países en crisis.

Los mercados, sin embargo, han respondido con poco entusiasmo y las bolsas han registrado ligeras caídas ante las dudas sobre el resultado de la reunión de ayer y las escasas medidas a corto plazo anunciadas.

Hoy, los Veintisiete -a los que ya se suma Croacia con carácter de observador tras la firma de la adhesión- deben cerrar los últimos flecos de los acuerdos económicos de ayer y tratar temas exteriores, entre ellos, su respuesta al programa nuclear iraní y el acercamiento de países como Serbia y Montenegro a la UE.