Archivo de Público
Viernes, 9 de Diciembre de 2011

El Banco de España cree que se puede lograr el capital "razonablemente"

Las entidades financieras españolas son las que más capital necesitan

V. Z. / A. M. V. ·09/12/2011 - 04:10h

V. Z. / A. M. V. - Sede del Banco de España.

Las entidades financieras españolas son las que peor salen en la foto. Eso no supone que sean las menos solventes, pero sí las que en cifras absolutas más capital necesitan. Una de las razones es que no se han contado todas las provisiones antimorosidad que tienen constituidas. El otro argumento, que están intentando solventar con el Banco de España, es que la legislación española es más dura en cuanto a la calificación de activos ponderados por riesgo. Y como esta partida es una de las dos partes de la ecuación con la que se calcula el ratio de solvencia, cuanto más exigente es más capital les obliga a tener a las entidades para llegar al core capital mínimo exigido por la Autoridad Bancaria Europea (EBA).

En todo caso y mientras se alcanza un acuerdo con el supervisor para moderar estos requisitos, el Banco de España está convencido de que las cinco entidades nacionales que han de cumplir las exigencias de la EBA (Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia y Popular) podrán conseguir el capital que necesitan "razonablemente". Y tan convencido está que asegura que lo cumplirán sin que sea necesario que el "sector público entre en su accionariado".

Las entidades, que deben presentar su plan de solvencia ante el Banco de España antes del 20 de enero próximo, no sólo están seguras de que no pedirán ayudas públicas para alcanzar estos ambiciosos objetivos, sino que también aseguran que no recurrirán a ampliar su capital (de forma directa) para lograr llegar al 9%. Sí lo harán de forma indirecta porque la mayoría han anunciado, o previsiblemente lo harán, el canje de sus participaciones preferentes u otros tipos de emisiones de deuda por obligaciones convertibles en acciones. De esta forma, como al final acabarán siendo acciones, están abordando ampliaciones de capital, pero son a cambio de emisiones que ya estaban en el mercado, con lo que no tienen que ir a captar dinero nuevo al mercado en unos momentos tan complicados como los actuales.

El resto de los fondos los conseguirán con ventas de activos, de las que varias ya se han realizado (como la de parte de Santander Chile) y con una contabilización más exhaustiva de los riesgos.