Archivo de Público
Jueves, 8 de Diciembre de 2011

Terapia hormonal para cáncer prostático reduce mortalidad: informe

Reuters ·08/12/2011 - 18:39h

Por Genevra Pittman

Una revisión de estudios revela que la terapia hormonal reduce el riesgo de muerte en los hombres con cáncer de próstata agresivo sin elevar la posibilidad de que mueran por enfermedades cardiovasculares, según publica Journal of the American Medical Association.

"Estos resultados deberían tranquilizar a la mayoría de los pacientes con cáncer prostático que están analizando la posibilidad de iniciar la terapia de privación de andrógenos", dijo el doctor Paul Nguyen, autor principal del estudio, del Instituto del Cáncer Dana-Farber y del Brigham and Women's Hospital, en Boston.

"En cierto modo, el péndulo llegó muy lejos en la dirección opuesta del uso indicado de la terapia hormonal", agregó.

El Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos estima que, en el 2011, a unos 241.000 hombres se les diagnosticará la enfermedad y alrededor de 34.000 morirán por esa forma de cáncer.

La terapia de privación de andrógenos (TPA) es el tratamiento estandarizado para los hombres con tumores de próstata agresivos y de alto riesgo.

Los fármacos impiden que el organismo produzca testosterona, la hormona que acelera el crecimiento tumoral, pero también están asociados con ciertos efectos adversos, como los sofocos, el aumento de peso, la diabetes, la falta de deseo sexual y, recientemente, el riesgo cardiovascular.

El equipo de Nguyen combinó la información de 11 estudios, en los que, al azar, los participantes con cáncer de próstata de alto riesgo habían utilizado o no terapia hormonal durante alrededor de una década.

Los estudios incluyeron unos 2.500 hombres tratados con terapia de privación de andrógenos desde tres meses hasta por un período indefinido, y 2.300 sin tratamiento.

Durante el seguimiento, el 38 por ciento de los usuarios de la terapia hormonal murió por distintos motivos, comparado con el 44 por ciento del grupo sin tratamiento hormonal.

La diferencia fue aún mayor en la mortalidad por cáncer prostático: el 14 por ciento en el grupo bajo tratamiento hormonal y el 22 por ciento en el grupo de "control".

En tanto, no hubo diferencia en la mortalidad por causas cardiovasculares (enfermedad coronaria y accidente cerebrovascular) debido al tratamiento. El 11 por ciento de los hombres de ambos grupos murieron por causas cardiovasculares, según los ocho estudios que lo analizaron.

Otros análisis del equipo no revelaron un aumento extra del riesgo de muerte debido al uso de los fármacos en mayores o menores de 70 años o en los usuarios de la terapia hormonal durante menos de seis meses o más de tres años.

El doctor Behfar Ehdaie, urólogo del Centro del Cáncer del Memorial Sloan-Kettering de Nueva York, que no participó del estudio, consideró que los resultados "refuerzan la idea" de que la terapia hormonal también beneficiaría a los pacientes con cáncer de próstata intermedio o avanzado que reciben radioterapia.

No obstante, Ehdaie aclaró que "hay que conversar con los pacientes sobre los riesgos" y consideró importante señalar que el análisis no incluyó a personas con factores de riesgo de enfermedad cardiovascular o que habían tenido un infarto o insuficiencia cardíaca.

Por su parte, Nguyen opinó: "Debemos ser muy cuidadosos con los pacientes con enfermedad cardiovascular grave".

FUENTE: Journal of the American Medical Association, online 6 de diciembre del 2011