Archivo de Público
Jueves, 8 de Diciembre de 2011

África aboga por la renovación del Protocolo de Kioto sin condiciones

EFE ·08/12/2011 - 12:34h

EFE - La consejera federal suiza responsable de Medio Ambiente y Energía, Doris Leuthard, interviene durante la penúltima jornada de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 17) que se celebra en Durban (Sudáfrica).

África espera de la XVII Cumbre de la ONU sobre Cambio Climático de Durban la renovación sin condiciones del Protocolo de Kioto, y que se concrete la ayuda financiera prometida por los países desarrollados, señaló hoy el jefe del Grupo Africano, Tosi Mpanu Mpanu.

En una rueda de prensa, el portavoz africano criticó el "complicado proceso" que impide a la Unión Europea (UE) firmar un segundo periodo de compromiso del Protocolo de Kioto, y también a Japón, Canadá y Rusia, que quieren salirse del acuerdo, y de quienes dijo que "violarían sus compromisos".

El Protocolo, en vigor desde 2005, obliga a 37 países industrializados a recortar sus emisiones de gases de efecto invernadero, pero no a los dos principales contaminadores del mundo, China y EEUU, ni a otras potencias emergentes como Brasil e India.

En Durban (Sudáfrica) se debe decidir el futuro del tratado, que expira a finales del año próximo, pero Japón, Canadá y Rusia han dicho que no firmarán un segundo periodo de compromiso y la UE exige a cambio un mandato para empezar a negociar un acuerdo global y vinculante que se ratificaría en 2015 y entraría en vigor en 2020.

"El muy complicado proceso de la UE está fuera de la comprensión de cualquiera excepto de los europeos", señaló Mpanu, al referirse a los largos plazos de ratificación que, según la UE, hacen necesario un mandato ya si se quiere un acuerdo en vigor en 2020.

La postura africana -dijo- es que se renueve el Protocolo sin condiciones y luego se negocie otro instrumento vinculante que incluya al mayor número de países posibles.

"Necesitaremos un nuevo acuerdo vinculante que incluya a otros emisores, incluso de África", indicó Mpanu, y aseguró que el continente africano hará su parte para lograr ese objetivo.

El portavoz también arremetió contra los países que en Durban "tienen intereses creados en que no haya progresos", y al ser preguntado por cuáles, habló de naciones "que el año próximo celebran elecciones", en una velada referencia a EEUU, que rechaza negociar un acuerdo vinculante hasta 2020.

"Debemos mandarlos (a estos países) al rincón, como a los malos estudiantes", declaró.

El otro gran objetivo de los 54 países africanos es que en Durban se ponga en marcha el Fondo Verde Climático acordado el año pasado en Cancún (México), por el que las naciones industrializadas se comprometieron a partir de 2020 a dar 100.000 millones de dólares anuales a las más pobres para hacer frente al cambio climático.

"No queremos una caja vacía, pero ni siquiera tenemos aún la caja", dijo el responsable africano al referirse a los problemas para llegar a un acuerdo sobre el funcionamiento de ese instrumento.

Mpanu recalcó que lo que está en juego es proteger a 1.000 millones de africanos del cambio climático.

En una carta hoy, líderes de la sociedad civil africana advirtieron de que los recortes actuales de Kioto y voluntarios adoptados por los demás países el año pasado en Cancún no impedirán un calentamiento de entre 7 y 8 grados en África.

En la misiva, Michele Maynard, de la ONG Pan African Climate Justice Alliance, tildó de maniobra de "distracción" las propuestas en Durban de un mandato u hoja de ruta para un nuevo acuerdo.

"Es de crucial importancia -declaró Maynard- negociar reducciones de emisiones profundas como parte de un segundo periodo de compromiso del Protocolo de Kioto".

Según los científicos, de no aprobarse nuevos recortes de gases de efecto invernadero, la Tierra se calentará 3,5 grados de aquí a finales de siglo con respecto a los niveles preindustriales, muy por encima de los 2 grados considerados críticos por los expertos y que causarán fenómenos climáticos cada vez más extremos.