Archivo de Público
Miércoles, 7 de Diciembre de 2011

Oficina de tecnócratas para coordinar las reformas del PP

Fedea plantea al futuro Gobierno de Rajoy que un grupo de técnicos intermedie en los ajustes

ANA FLORES ·07/12/2011 - 22:46h

Garicano.- GUILLERMO SANZ

"España está en una situación muy crítica. Se requieren soluciones diferentes y no se pueden hacer poco a poco, porque eso desorientaría. Hace falta un plan con acciones a corto plazo, en semanas. Hace falta concreción, un plan para cada Ministerio". Y hay que asumir que "a veces hay que empeorar antes de mejorar". Esas son las perspectivas de España según Luis Garicano, director de la Cátedra Fedea-McKinsey, catedrático de la London School of Economics y uno de los nombres que ha sonado como candidato a la cartera de Economía del Gobierno de Mariano Rajoy.

Fedea, que aunque no quiso contestar a si sus propuestas son del gusto del futuro Ejecutivo sí reconoció haber tenido contacto con personas del PP al respecto, propone la creación de una Oficina de Reformas. Esta se encargaría de "coordinar los diferentes ministerios, ayudar en la creación de entes que no existan y colaborar con cada departamento con las iniciativas que tenga que implantar", explicó Gloria Macías-Lizaso, socio de McKinsey & Co.

Además, ese organismo transversal "tiene que tener el apoyo total del presidente para redirigir cuando sea necesario las iniciativas", añadió.

Al frente no estaría un político. Según la experiencia de otros países que han utilizado Fedea y McKinsey para el informe que presentaron ayer, "se suele poner al frente a alguien con perfil técnico y capacidades interpersonales". Su equipo, explicó Macías-Lizaso, "estaría formado por personas con amplia experiencia en el sector privado, así como personas que conozcan el funcionamiento del sector público para facilitar el intercambio de información entre la oficina y los diferentes ministerios".

Como ejemplo pusieron la oficina de asesoría al ex primer ministro británico Tony Blair que dirigió Michael Barber durante la segunda legislatura del líder laborista. Barber, por cierto, también es socio en el área de educación de McKinsey.