Archivo de Público
Miércoles, 7 de Diciembre de 2011

Un nuevo asesinato de una periodista sacude Honduras

El Gobierno critica a los medios de un país en el que han muerto 17 reporteros desde el golpe

DANIEL LOZANO ·07/12/2011 - 22:00h

"El que no quiera aceptar que esto es una campaña de intimidación, está ciego o loco". Mario Cerna, uno de los periodistas jóvenes más prestigiosos de Honduras, hace cuentas. Desde el golpe de Estado de 2009, 17 compañeros han sido asesinados. La Policía no ha resuelto ningún caso, reina la impunidad. "En el Gobierno de [Porfirio] Lobo matan a un periodista cada 40 días. O sea que esta Navidad viviremos", vaticina.

El asesinato en Tegucigalpa de la periodista Luz Paz Villalobos, de 38 años, ha conmocionado a un país noqueado por la violencia. Dos sicarios en motocicleta dispararon el martes 37 balazos contra Villalobos y su acompañante, cuando ambos se dirigían a Radio CHN, donde dirigía el programa Tres en la noticia. La periodista también había trabajado en Radio Globo, uno de los medios amenazados tras denunciar la corrupción policial.

Sus familiares desvelaron que Villalobos había sufrido amenazas de las maras (pandillas violentas). La periodista, que también regentaba un pequeño negocio, se había negado a pagar el impuesto de guerra decretado por la organización criminal. No se descartan otros móviles.

Horas después, otro homicidio estrechaba aún más el cerco de los violentos contra la sociedad hondureña. Alfredo Landaverde, antiguo zar antidrogas, moría baleado en parecidas circunstancias: dos sicarios le dispararon directamente al corazón en un céntrico bulevar. Landaverde se había convertido en una de las voces más preclaras contra la corrupción policial.

Dos asesinatos y un atentado: la sede de La Tribuna, otro periódico amenazado, fue tiroteada el lunes. Uno de sus vigilantes resultó herido. Ramón Custodio, comisionado nacional para derechos humanos, dijo que fue obra de "policías corruptos". "Hay terrorismo contra los periodistas", añadió Mauricio Villeda, un político liberal. "Es probable que haya más muertes", advirtió el activista proderechos humanos Andrés Pavón.

¿Y el presidente Lobo? Este miércoles repitió las mismas palabras de siempre: "El Gobierno no desistirá en la lucha contra el crimen". La nueva oleada sucede días después de que Lobo se alineara en la cumbre de la Celac con otros líderes regionales en sus ataques contra periodistas. En plena deriva, Lobo propuso organizar un foro para debatir la libertad de expresión.

Al mismo tiempo, advirtió a los directores de medios de que corren malos tiempos. Y les propuso su receta mágica: "¡Cuídense!"