Archivo de Público
Miércoles, 7 de Diciembre de 2011

El mercado duda del retrato de Velázquez y lo subasta por 3,4 millones de euros

El comprador del óleo, cuya atribución no es unánime, es un galerista y coleccionista americano

CONXA RODRÍGUEZ ·07/12/2011 - 17:31h

El retrato inédito de Velázquez.

El retrato de un hombre calvo no identificado, atribuido a Velázquez hacia 1631-1634, fue vendido en Londres por 2,9 millones de libras (3,4 millones de euros) al galerista y coleccionista americano Alfred Bader, quien no tuvo reparo en gastarse la cifra citada a pesar de que los expertos en el pintor español no han sido unánimes a la hora de autentificar el lienzo de 47 cm x 39 cm.

Una familia anónima de Oxford llevó el cuadro a la casa de subastas Bonhams de la misma ciudad en agosto del 2010. La imagen era desconocida por los estudiosos del artista hasta que la hizo pública la casa de subastas anunciando la venta para hoy. Los subastadores examinaron el óleo llegando a la conclusión de que era del maestro sevillano Diego Rodríguez de Silva y Velázquez (1599-1660). La tela fue examinada a través de rayos X, una de las pruebas que se aplican para el examen de las obras de arte, pero no la única. La pigmentación y el trazo de la brocha o la aplicación del óleo son otras pruebas que pasan este tipo de cuadros.

En Bonhams no tienen objeción en confirmar la autenticidad del cuadro. Por su precio, el mercado no se ha acabado de creer que este es un auténtico Velázquez, dado que su precio récord está en 12,47 millones de euros que gastó en 2007 una empresa sevillana en la adquisición de La Rufina, obra autentificada de Velázquez inspirada quizás en la hija del pintor. El mayor precio otorgado por un trabajo de maestro antiguo lo ha conseguido Tiziano con Diana y Actaeon, vendido en 2009 por 63.7 millones de euros en venta privada.

En Madrid, el profesor Benito Navarrete opina que la obra vendida este miércoles es auténtica y que debería estar en El Prado, mientras que Jonathan Brown vacila sobre la originalidad del retrato. El que no duda es Andrew McKenzie, del departamento de cuadros de antiguos maestros de Bonhams, quien asegura que "es un descubrimiento de los que ocurren una vez en la vida, y es muy emocionante presentarlo al mundo entero".

Aunque los compradores y los estudiosos del maestro hayan reaccionado con cierta frialdad, el retrato ha cumplido las expectativas de precio, previsto entre 2,3 a 3,4 millones de euros. "Estábamos dispuestos a pagar muchísimo más del doble. Creo que es muy, muy barato", afirmó Naumann a varios medios de comunicación al término de la puja en Londres.

Noticias Relacionadas