Archivo de Público
Miércoles, 7 de Diciembre de 2011

Alemania rebaja las expectativas ante la cumbre del viernes

Fuentes del Ejecutivo germano creen que no habrá margen para soluciones intermedias y que la propuesta franco-alemana es innegociable

PÚBLICO.ES/EFE ·07/12/2011 - 14:46h

AP Photo/Markus Schreiber - La canciller alemana, Angela Merkel.

Como ya es habitual antes de una importante cumbre europea, el Ejecutivo alemán de Angela Merkel ha querido reducir las expectativas generadas ante posibles acuerdos de calado. Así lo han hecho fuentes del Gobierno germano que aseguran que "hay actores que todavía no han comprendido la gravedad de la situación".

Desde el Ejecutivo alemán creen que no habrá margen para posibles soluciones intermedias y que y hay tres puntos de la propuesta franco-alemana que se consideran prácticamente innegociables.

En primer lugar, se pretende que los techos nacionales al déficit se conviertan en Derecho europeo y que el cumplimiento de los mismos sea supervisado por la Comisión. Además, se plantea que en caso de violación del criterio del déficit, la Comisión Europea imponga sanciones automáticas y que los países afectados deban aprobar un programa de ajuste vinculante.

"No se trata de un deseo alemán, se trata de que la eurozona tiene que recuperar su credibilidad", dijo un alto funcionario del Gobierno, que también rechazó posibles compromisos encaminados a aceptar los eurobonos a cambio de modificaciones en los tratados europeos. "Los eurobonos son el camino equivocado y no habrá componendas en ese sentido", dijo el mismo funcionario.

Las negociaciones en la cumbre pueden llevar a cambios en algunas formulaciones y a modificaciones de algunos detalles pero, según el Gobierno alemán, el núcleo de la propuesta franco-alemana es prácticamente innegociable.

Si entre los 27 no hay un acuerdo para reformar los tratados europeos se plantea la formula de crear un nuevo tratado entre los 17 países de la eurozona y aquellos que quieran sumarse. Para llegar a ello, según las fuentes del Gobierno, se requiere primero despedirse de la idea de que los fallos de construcción de la Unión Monetaria se pueden resolver con "remiendos" para esquivar el proceso de ratificación que implica una reforma en los tratados o un nuevo tratado entre los países de la eurozona.

Un funcionario también se quejó que entre los socios hay algunos que son exhaustivos a la hora de proponer nuevas fuentes de financiación pero se cierran a la necesidad de suprimir los errores de construcción de la eurozona. El Gobierno alemán espera que durante la cumbre haya reuniones en el círculo de los 17, puesto que hay una serie de temas que afectan específicamente a la eurozona, como todo lo relacionado con el Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF).