Archivo de Público
Miércoles, 7 de Diciembre de 2011

La Fiscalía pide cuatro años de cárcel para Ortega Cano

Se le acusa de un delito de homicidio imprudente en concurso con dos delitos contra la seguridad vial

EUROPA PRESS ·07/12/2011 - 12:08h

Cuatro años de cárcel y la retirada del carné de conducir durante un periodo de seis años. Esto es lo que la Fiscalía ha solicitado para el exmatador de toros y ganadero José Ortega Cano por el accidente de tráfico registrado el pasado mes de mayo, en el que perdió la vida un vecino de Castilblanco de los Arroyos identificado como Carlos Parra. Cuatro años es también la petición de la familia del fallecido, lo que supone "el tope máximo que establece el tipo penal para el homicidio imprudente".

El fiscal delegado de Seguridad Vial, Luis Carlos Rodríguez León, ha informado de que, en el escrito de acusación, solicita para el extorero cuatro años de cárcel por un delito de homicidio imprudente en concurso con dos delitos contra la seguridad vial, en concreto por conducción temeraria y circulación bajo los efectos del alcohol, así como el pago de una indemnización.

Los letrados de la acusación particular, que han vaticinado que el juicio podría celebrarse durante el próximo año 2012, incluso antes del verano, han solicitado la declaración de varios testigos, entre ellos el conductor que circulaba detrás del coche de Carlos Parra y que "vio aproximarse a Ortega Cano en sentido contrario" hasta que se produjo la colisión, así como otros testigos que llegaron al lugar del hecho momentos después del accidente y aquellos que llamaron al 112 advirtiendo de la conducción "temeraria" del ganadero.

Además, pedirán la testifical de aquellas personas "que vieron a Ortega Cano consumiendo alcohol en distintos locales, y en circunstancias físicas no aptas para conducir, porque aparentemente estaba bajo los efectos del alcohol". En cuanto a la prueba pericial, pedirán la comparecencia de los agentes de la Guardia Civil que hicieron el atestado y la reconstrución de los hechos, pues "son importantes y necesarios para verificar las conclusiones sobre velocidad o alcoholemia".

De este modo, no han querido precisar la indemnización que solicitan por tratarse de una cuestión "muy personal", aunque han detallado que las tablas indemnizatorias legalmente establecidas en España para este tipo de casos "son ínfimas", por lo que han reclamado dos conceptos "extra tabulares", como es el lucro cesante derivado de los ingresos por los años de vida laboral que le quedaban a la víctima.

Los letrados de la acusación particular han explicado que, en su escrito de acusación, consideran probado que el acusado conducía su vehículo el 28 de mayo, sobre las 22,00 horas, por la carretera que une Burguillos con Castilblanco de los Arroyos, todo ello "en unas condiciones no aptas para conducir por haber ingerido bebidas alcohólicas, y a una velocidad excesiva, alrededor de 125 kilómetros por hora", circunstancias en las que "invadió el carril contrario" colisionando con el coche conducido por Carlos Parra, que falleció a consecuencia del impacto.

Según han agregado, otros conductores "lo vieron previamente, antes de llegar a Burguillos, conduciendo de forma negligente, e incluso llamaron al 112 indicando que había un vehículo con las mismas características que el de Ortega Cano que conducía de forma temeraria". Los abogados de la acusación particular entienden que se ha producido una imprudencia "muy grave", pues Ortega Cano "conducía por una carretera peligrosa, con poca visibilidad porque era de noche, habiendo excedido el nivel máximo de alcohol permitido en sangre, y a una velocidad excesiva".

La petición de la acusación particular es coincidente con la realizada por la Fiscalía, y que supone "el tope máximo que establece el tipo penal para el homicidio imprudente". En este punto, Luis Romero ha precisado que el artículo 142 del Código Penal que regula el homicidio imprudente "recoge una pena de uno a cuatro años de cárcel, siendo el tramo superior de dos años y medio a cuatro años de prisión, pero en ese tramo superior hay que establecer la pena máxima, porque se cometió una imprudencia muy grave".