Archivo de Público
Miércoles, 7 de Diciembre de 2011

Nuevo golpe a las clases bajas: Europa cuestiona ahora el IVA reducido

Bruselas no pone deberes a España, pero revisará el sistema fiscal

ANA FLORES / AGENCIAS ·07/12/2011 - 05:47h

El joven y el anciano, la desempleada y la ejecutiva, el hombre con barba y la mujer de azul. Si hay algo de lo que responden por igual todos los consumidores son los impuestos indirectos. El más potente en Europa, desde hace 40 años, es el IVA, que no ayuda en absoluto al principio de redistribución de la riqueza, pero aporta el 21% de los ingresos públicos. Los gobiernos de la UE, en su carrera de consolidación fiscal, no están dudando en subirlo para sanear las cuentas. Ahora, Bruselas propone otra vuelta de tuerca: "Ampliar las bases y limitar el recurso a tipos reducidos" de IVA, es decir, los que se aplican entre otros a productos de primera necesidad.

Así lo defendió ayer el comisario europeo de Fiscalidad, Algirdas Semeta, al anunciar que "ha llegado la hora de acometer una reforma ambiciosa del IVA". La Comisión Europea adoptó ayer una hoja de ruta para cambiar el impuesto con la idea de que sea "más sencillo, eficiente y sólido". Pero no más justo.

Cada país de la UE establece su IVA, siempre que el general no sea inferior al 15% y el reducido no menor al 5%. En España, el reducido (en el 8%) se aplica a alimentos, agua, medicamentos, productos de higiene personal como compresas y tampones, transporte de viajeros o servicios funerarios, entre otros. También a la compra de vivienda nueva, aunque ahora, de forma transitoria, se le aplique el superreducido del 4%. Este último también se aplica a alimentos como pan, leche,huevos, frutas y verduras.

"Sería una medida francamente dura", comentó ayer a Público el portavoz y secretario general de los Inspectores de Hacienda, Francisco de la Torre, que recuerda que "afectaría a los que destinan una mayor parte de su renta a estos productos, es decir, a las clases más bajas". La medida, reconoce, "tendría un efecto recaudatorio muy fuerte, pero sería muy regresiva". Jesús Ruiz Huerta, catedrático de Hacienda Pública de la Universidad Rey Juan Carlos, reconoce que "simplificar los tipos eliminaría distorsiones y la recaudación aumentaría". Pero ambos advierten de que el consumo caerá aún más.

El comisario Semeta no puso deberes al nuevo Gobierno español. Sólo dijo que examinará en el próximo semestre el sistema fiscal del país y hará recomendaciones. Quien sí los puso fue el portavoz de Economía de la Comisión, Amadeu Altafaj, quien confía en que Mariano Rajoy tome pronto "velocidad de crucero" y "proponga iniciativas para salir de la crisis". La Comisión considera "natural" que España e Italia contribuyan dado su tamaño.