Archivo de Público
Martes, 6 de Diciembre de 2011

El líder del PP no descarta subir impuestos en 2012

Esperará a conocer la cifra del déficit para anunciar sus medidas

MARÍA JESÚS GÜEMES ·06/12/2011 - 21:14h

EFE - Soraya Saénz de Santamaría, Mariano Rajoy y José Luis Ayllón, ayer, en el patio del Congreso.-

Toda la vida prometiendo que no iba a subir impuestos hasta que llegó la precampaña electoral. Entonces, Mariano Rajoy comenzó a retocar su discurso y a no cerrar ninguna puerta. Es más, él siempre había asegurado que su intención era bajarlos: "Pero eso ahora no es posible", reconoció en una entrevista en TVE a pocos día de su victoria.

Hoy, el líder del PP acudió al acto de celebración del 33º aniversario de la Constitución en el Congreso. Su intención era hablar de la cumbre europea. Pero los periodistas querían saber qué iba a hacer finalmente con los tributos y si los va o no a elevar durante 2012. "Las medidas se anunciarán en su día", fue su respuesta cuando se le preguntó por este tema. No lo descartó de forma contundente, como había hecho en otras ocasiones.

Aguirre encabezó una rebelión contra Zapatero por subir el IVA en 2010

El interés mediático se despertó al salir a la luz que el PP abordó el lunes pasado una posible subida del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) al igual que la realizada por el primer ministro italiano, Mario Monti. El futuro presidente del Gobierno, que posteriormente mantuvo una charla informal con los periodistas, no quiso profundizar en ello.

Sus colaboradores insisten en que Rajoy tratará de cumplir su palabra y recuerdan que en 1996 lo hicieron. También admiten que aún no se ha decidido nada porque lo primero y fundamental para él es ver el estado de las cuentas y cuál es la cifra definitiva de déficit. El presidente del PP se ha comprometido a cumplirlo y es su prioridad. Muchos de sus cargos creen que tal vez se vea abocado a hacer cosas que no quiere para alcanzar ese objetivo fijado por la Unión Europea en un 4,4% para 2012 y un 3% para 2013. Rajoy explicó que el diálogo sobre el traspaso de poderes ha finalizado y que su formación sólo espera documentación para hacer cálculos. Cuando tenga los datos en la mano, anunciará sus planes.

Lo que no está tan claro es si, de adoptarse esta medida, debería hacerse ahora o pasado un tiempo. Entre sus colaboradores hay quien sostiene que es mejor hacerlo dentro de unos meses. Lo decían con la vista puesta en marzo, cuando el PP calcula que podría presentar su proyecto de Presupuestos. Para otros no hay nada cerrado y dependerá de la urgencia de la situación.

Rajoy revelará la estructura del Gobierno al inicio de su investidura

Rajoy tampoco quiso revelar si prorrogará las actuales cuentas públicas. Tendrá que decidir si mantiene la bajada del sueldo de los funcionarios y la congelación de las pensiones aplicadas por José Luis Rodríguez Zapatero. En campaña, el presidente conservador se comprometió a actualizar estas últimas conforme al IPC.

Si al final lo hace, lo tendrá complicado para enfrentarse a la hemeroteca, aunquesea amparándose en "la mala herencia recibida" y en que sólo está respondiendo a "los compromisos ya adquiridos". Rajoy siempre se ha confesado preocupado por la caída de los ingresos, pero en su día rechazó la recuperación del Impuesto de Patrimonio, aunque muchos de sus barones lo aplicarán. Y, cuando el Gobierno subió el IVA, dijo que era "contraproducente" para la economía y "un sablazo de mal gobernante para los ciudadanos". También Esperanza Aguirre denunció esta iniciativa. La presidenta de la Comunidad de Madrid inició en marzo de 2010 una campaña de rebelión "pacífica" contra la tasa.

"Yo tengo mi procedimiento"

Rajoy no quiso opinar sobre los recortes anunciados por la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ni tampoco acerca de los de su homólogo catalán, Artur Mas. Tampoco dijo nada de la receta empleada por Monti. "Todo lo que sea reducir el déficit está bien", indicó. "Cada uno tiene su procedimiento; yo tengo el mío", zanjó a continuación.

"¿Cómo lo llevas?", le preguntaron en un momento dado los periodistas. "Bien. Complicado", confesó. El presidente in péctore sostuvo que la estructura de Gobierno se conocerá el día 19. Y los nombres de sus ministros, dos días después. Tocándose la cabeza dijo: "Lo tengo aquí", cuando le preguntaron si ya tenía diseñado su Ejecutivo. Eso sí: aseguró que aún no ha hablado con nadie. Aunque, avanzó, será "previsible". Como él mismo se define. Lo que para muchos significa que se habrá fijado en los que tiene alrededor. "Más políticos que tecnócratas", confesó. En cuanto a la Moncloa, a su disposición desde el día 20, aseguró no saber cuándo se instalará.