Archivo de Público
Miércoles, 7 de Diciembre de 2011

Rebelión en el extrarradio

Joe Cornish analiza su filme de ciencia ficción satírica 'Attack The Block'. La cinta, que se estrena el viernes en España, anticipó los disturbios en la periferia londinense

RUBÉN ROMERO ·07/12/2011 - 07:03h

La película de Cornish se estrena el viernes en nuestros cines.

El pasado 4 de agosto, la muerte de Mark Duggan, acribillado a balazos por la Policía londinense, desataba la mayor ola de violencia que Londres ha conocido en el siglo XXI. El Gobierno tory recurrió a la fuerza bruta para controlar los disturbios; los periodistas, a los sociólogos. Todos juntos eran incapaces de comprender de dónde habían surgido todos esos comandos de jóvenes saqueadores encapuchados. En un acto de ceguera colectiva se tildó las revueltas de "irracionales e infundadas", argumento que palidece ante la ficción: el 13 de mayo se había estrenado en Reino Unido Attack The Block, debut en la dirección de Joe Cornish (Londres, 1968).

En la película, que se estrena el viernes en las pantallas españolas, un grupo de muchachos de extrarradio debe salvar su bloque de edificios de un ataque alienígena. Los protagonistas de la realidad y la ficción visten, se mueven y, sobre todo, sienten la misma angustia. "Attack The Block es una cinta de alienígenas pero, por supuesto, es un filme político. Sin embargo, hubo críticos que no se enteraron de qué iba. Solo lo comprendieron tras su salida en DVD después de los disturbios", explica Cornish a Público.

"La respuesta del Gobierno fue criminalizar a todo el mundo"

Nuevos jóvenes airados

Con el filme, Cornish se enraíza de una manera lúdica y (sólo) en apariencia superficial con la gran tradición del audiovisual izquierdista británico. Piensen en los jóvenes airados de John Osborne y su Look Back In Anger (1956) o, más recientemente, en las series de televisión Cracker (Jimmy McGovern) o Shameless (Paul Abbott). "No puedo ni quiero aislarme de las cosas que suceden a mi alrededor. No soy político, pero como artista debo responder a los aspectos que me indignan. Especialmente la situación de los adolescentes y cómo son tratados por la sociedad", razona Cornish.

El director y guionista británico afirma no tener dotes de pitoniso sino que, simplemente, el estallido de violencia que asoló Reino Unido en verano se veía venir. "Lo que ocurrió fue muy complicado y tuvo muchas causas, pero en su origen palpitaba una sensación de injusticia. La juventud quería llamar la atención sobre su situación. La respuesta del Gobierno fue criminalizar a todo el mundo, sin importar la edad y las consecuencias que eso pueda tener en la vida de un menor. La sociedad debe tener en cuenta a los adolescentes y reparar en ellos, porque si no, toda la energía y fuerza que tienen, especialmente cuando están en grupo, puede volverse en su contra".

Cornish tambiénes el guionista del "Tintín" de Spielberg

El lenguaje de la risa

Más allá de metáforas y denuncias sociales, Attack The Block es muy divertida, como corresponde a un profesional curtido en el programa de sket-ches The Adam and Joe Show (Channel 4, 1996-2001). Allí dio rienda suelta a su pasión por el cine de ciencia ficción y a su gusto por las figuras del lenguaje. En este sentido, el filme es casi un ejercicio de antropología lingüística capaz de desanimar a todos los que estén estudiando inglés. De cada tres palabras, dos son slang: "Pasé cuatro meses pateándome el sur de Londres, hablando con los jóvenes y grabando sus respuestas. Transcribía los diálogos palabra por palabra, como si estuviera aprendiendo una lengua extranjera. No puedes retratar el mundo adolescente si no empleas su lenguaje, que bebe de la cultura pop, de los videojuegos y del anime".

Joe Cornish no es solo el autor de esta maravilla de la ciencia ficción llamada Attack The Block: su nombre también aparece con letras de molde en una de las películas del año, Las aventuras de Tintín. El secreto del Unicornio (Steven Spielberg, 2011), de la que ha sido guionista. ¿Diferencias? "¡Attack The Block es mucho más barata! Spielberg, Jackson (productor) y Hergé (autor de Tintín) son mis héroes. Fue un sueño hecho realidad. Sólo soy una pequeña parte del proyecto". Con su modestia esconde que, en realidad, Spielberg se encontraba perdido en medio del rodaje hasta que dos de sus actores, Simon Pegg y Nick Frost (que interpretan en el filme a Hernández y Fernández), le hablaron del talento de su amigo Joe Cornish. "Fue así como me embarqué en el proyecto, casi por casualidad". Afirma que Holly-wood nunca le asustó: "Es duro trabajar si te pones presión a ti mismo. Lo más importante en la vida es relajarte y ser feliz".