Archivo de Público
Miércoles, 7 de Diciembre de 2011

La Davis del rearme

Sin los recientes campeones de Sevilla, España busca un nuevo equipo para 2012

GONZALO CABEZA ·07/12/2011 - 06:57h

AFP - Verdasco, Feliciano, Ferrer y Nadal, durante la reciente final de Sevilla.-

La celebración de la Davis tuvo su dosis de alegría incontenible, pero también una ración de palabras de despedida que, inevitablemente, llevan aparejadas dudas de cara a 2012. La Armada está en reconstrucción forzosa. Los cuatro jugadores habituales, Nadal, Ferrer, Feliciano y Verdasco, ponen en duda su presencia en 2012. Piensan que su compromiso con España debe ir más encaminado a los Juegos, donde acudirán los cuatro mejores del ránking.

En la Federación aceptan de buen grado esta decisión. Es más, también consideran que los propios esfuerzos federativos deben centrarse en la cita de Londres aunque creen que, en una situación especial, los jugadores también se plantearían disputar alguna ronda de la Davis. Quedan plazas que llenar y un nombre parece claro: Almagro. El murciano ha terminado el año en la décima posición del ranking demostrando ser parte de la élite, pero él no ve tan claro su futuro en el torneo de la Ensaladera. "Tengo serias dudas de que pudiera ser convocado al equipo incluso renunciando las 400 primeras raquetas nacionales", comentó en su Twitter. En una explicación posterior el murciano razonó que esa falta de confianza tiene que ver consigo mismo.

Almagro es la opción más clara, pero parece reticente a volver

En cualquier caso, si se confirma el adiós de los cuatro campeones Almagro aparece en todas las quinielas. Junto a él pueden estar Feliciano (número 20) y Verdasco (24), aunque no formando pareja de dobles. Ambos son exitosos jugadores en individuales y pueden apuntarse al grupo. "Les veo con ganas de ser parte del equipo", comenta Emilio Sánchez Vicario, capitán con ellos en 2008.

"Hay otros jugadores como Granolles (27), Robredo (51), aunque sea más veterano, que pueden dar la talla", añade Avendaño, que fue capitán y campeón de Davis en 2004. Él, junto con Arrese y Perlas, fue el primero que se atrevió a poner a Nadal. "El capitán lo que tiene que hacer es lo mejor posible para ganar, con veteranos o con jóvenes", comenta. Las generaciones llamadas a escribir el futuro del tenis español, encabezadas por Carreño (136) y Martí (185), aún parecen muy verdes.

¿Es posible ganar la Davis con esos nuevos mimbres? Sánchez Vicario lo ve difícil: "Para crear un equipo ganador has de tener dos jugadores en el top 10 (Nadal y Ferrer). Si no, podemos ser competitivos pero ganar lo tenemos complicado".

Si Costa no sigue como capitán, el sustituto podrá tener asistentes

Hay más dudas por resolver. La primera está en el dúo de dobles, un papel que en estos años han jugado Feliciano y Verdasco. "Para competir en tierra tendrían que jugar más", dice Sánchez Vicario. Avendaño ve difícil que el problema del tenis español con el dúo se resuelva pronto: "Los españoles son muy buenos en individuales y no juegan doble porque es muy sacrificado, no será fácil encontrar una pareja".

La otra duda es la del capitán. Albert Costa se ha tomado una semana para plantearse la renovación que le han ofrecido. "Es complicado. Ahora mismo no veo un capitán solo como tal dice Avendaño, sino con un ayudante de su confianza que le ayude a tomar decisiones. Un tándem de dos personas que puedan consensuar las decisiones". En la Federación quieren que, sea cual sea su decisión, Costa siga relacionado con el equipo. Si no es el capitán intentarán que coordine el equipo olímpico o, incluso, que pase a organizar el tenis español. Si rechaza la capitanía se buscará un técnico que sintonice con los jugadores y que podrá disponer de asistentes.