Archivo de Público
Martes, 6 de Diciembre de 2011

Canal+ muestra al Ferran Adriá más artístico en "Documenting Documenta"

EFE ·06/12/2011 - 18:02h

EFE - Imagen facilitada por Canal del chef Ferran Adrià y el desaparecido artista británico Richard Hamilton (iz.), en una imagen del documental "Documenting Documenta", que recoge el paso del chef catalán por el encuentro de arte contemporáneo más importante del mundo, que se celebra cada cinco años en Kassel.

Ferran Adrià, además de ser considerado durante años como el mejor chef del mundo, se convirtió en 2007 en el primer y único cocinero invitado como artista a la feria internacional de arte Documenta de Kassel, una experiencia que recogió un documental que mañana estrena Canal + (20:30 h.).

"Documenting Documenta: El Bulli en Kassel" es el título de la película, escrita y dirigida por David Pujol, que recoge el paso del chef catalán por el encuentro de arte contemporáneo más importante del mundo, que se celebra cada cinco años en Kassel.

En el documental se construye un diálogo entre la alta cocina y el arte cuyo hilo conductor es el artista y pionero del pop art Richard Hamilton, recientemente fallecido y uno de los clientes más antiguos del restaurante en el que Adrià fraguó su fama, El Bulli, al que acudió periódicamente desde 1963.

También participan en la cinta, entre otros, Vicent Todolí, exdirector de la Tate Modern de Londres; Roger M. Buergel, director de Documenta; Bartomeu Marí, director del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona(MACBA); o Laurance Russell, directora de la Fundació Tàpies.

Todos han hecho su aportación a los nexos entre arte y cocina, una relación que según Adrià "es complicada de explicar, extraña, y que no todo el mundo entiende".

El documental servirá de lanzamiento para el nuevo espacio "CreAcción", en el que Canal + apuesta por el arte y las personalidades más relevantes de este campo, ha informado el canal en una nota.

Adriá participó para este programa en un encuentro con estudiantes de la Facultad de Bellas Artes de Madrid, en el que explicó que durante su participación en la Documenta -que consistió básicamente en convertir al restaurante El Bulli en el Pabellón G de la muestra- se dio cuenta de que "los artistas son gente normal, que no son elitistas, que no son de otro mundo".

"Odio a la palabra creatividad -añadió el chef-. La gente creativa es gente normal. La normalidad tiene que ser una variable indispensable a la hora de crear".