Archivo de Público
Martes, 6 de Diciembre de 2011

Ban Ki-moon se alinea con EEUU, China e India

El jefe de la ONU ve un acuerdo global en Durban "fuera de alcance"

MANUEL ANSEDE ·06/12/2011 - 18:10h

NIC BOTHMA (EFE) - El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon (i) con el presidente sudafricano, Jacob Zuma (d).-

El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, llegó ayer a la Cumbre del Clima de Durban para poner una dosis de "realismo" en las negociaciones, en sus propias palabras. "Puede ser cierto, como muchos dicen, que el objetivo de lograr un acuerdo global y vinculante sobre cambio climático esté por el momento lejos de nuestro alcance", reconoció ayer, alineándose con países como EEUU, China e India, que pelean en el cónclave de la ONU para dejar pasar Durban y comenzar a hablar en serio en 2015.

La ONU secunda así a EEUU, China e India para posponer compromisos a 2015La UE, mientras, sigue dispuesta a comprometerse en un segundo periodo de cumplimiento del Protocolo de Kioto, que expira en 2012, pero sólo si todos los demás países se comprometen ya a reducir sus emisiones bajo un paraguas legal vinculante. Los negociadores de 195 países tienen hasta el viernes para determinar el destino de Kioto.

"En ausencia de un acuerdo climático global y vinculante, el Protocolo de Kioto es lo más parecido que tenemos", manifestó el jefe de Naciones Unidas. "Os apremio a considerar cuidadosamente un segundo periodo de cumplimiento", instó Ban Ki-moon, en pleno arranque de las discusiones más políticas de la cumbre, tras la llegada de varios jefes de Estado y 130 ministros de Medio Ambiente. La secretaria de Estado de Cambio Climático española, Teresa Ribera, aterrizó ayer por la tarde en el cónclave.

España, alineada con la UE

"Kioto es lo más parecido que hay a un acuerdo", dijo Ban Ki-moonEn los pasillos, Ribera siguió defendiendo la postura de la UE, como siempre. Canadá, Japón y Rusia ya han dicho que no firmarán un segundo periodo de Kioto, así que una segunda parte sólo supondría controlar el 16% de las emisiones mundiales. El resto se regiría por compromisos voluntarios, suscritos tras la cumbre de Copenhague en 2009 y totalmente insuficientes para poner riendas a la temperatura del planeta. La UE rechaza por completo este escenario, aunque el secretario general de la ONU presionó a Europa sin disimulo, apelando incluso a los socorridos mercados: "Mientras Kioto por sí solo no solucionará los problemas climáticos de hoy, es un comienzo para construir algo.

Aporta el marco que los mercados necesitan urgentemente. Es importante que no creemos un vacío", afirmó, refiriéndose al espacio en blanco que puede quedar entre 2012 y 2020, el lapso entre el fin de Kioto y la posible entrada en vigor de un nuevo acuerdo global vinculante en el que estuvieran todos los grandes emisores de gases de efecto invernadero.

Los cuatro grandes países emergentes (China, Brasil, India y Suráfrica) comparecieron ayer juntos para exigir que Kioto siga vivo. "Un segundo periodo es obligado", lanzó el jefe de los negociadores chinos, Xie Zhenhua.

El líder de la delegación de EEUU, Todd Stern, también alejó la posibilidad de un pacto en Durban. "No me da la impresión de que haya habido ningún cambio en la posición china respecto a un acuerdo vinculante", sostuvo, en alusión a la disposición al acuerdo anunciada por China el domingo.