Archivo de Público
Lunes, 5 de Diciembre de 2011

La excelencia para otro día

El Sevilla recupera la solidez ansiada por Marcelino y golea por 3-0 al Getafe

ALBERTO CABELLO ·05/12/2011 - 23:04h

EFE - Los jugadores del Sevilla celebran su primer gol ante el Getafe.

Más allá de los resultados, para Marcelino era inaceptable que su equipo suspendiera en dos asignaturas tan importantes de su cátedra futbolística como el físico y la solidez. Tuvo que remover un poco el dibujo en Zaragoza para provocar una reacción en el grupo. De momento, la cosa marcha. Seis puntos y la portería a cero. Lo segundo seguro que saca una sonrisa de oreja a oreja al entrenador asturiano

Aprovechó el bajón de un Getafe que se quedó en el partido ante el Barcelona, todavía no ha bajado de esa nube. Sólo ofreció pequeños mensajes al principio del encuentro. Cierto es que fue una jugada que pudo cambiar el signo de la noche. Un más que claro penalti de Spahic que bien pudo haberle costado la expulsión en el minuto cinco. Hubo mucho que multar ayer en las áreas, pero Iglesias, el árbitro, hizo de poli bueno y dejó pasar todas las infracciones.

Después de ese momento, el Getafe entró en una especie de agujero negro del que se aprovechó el Sevilla sin tampoco quitarle el frío a la grada. Fazio remató con un acierto un saque de esquina y puso a los locales en ventaja. El argentino vuelve a tener otra oportunidad, ahora en el centro de la zaga. Ningún entrenador le ha cogido el truco al gigantón. Ahora Marcelino le ha dado dos partidos consecutivos que el chaval ha cumplido con buena nota.

Lo más atractivo del partido llegó con la salida de Manu del Moral al campo. Lesionado se fue un Perotti muy apagado y el jiennense le pasó por encima en cuanto a prestaciones en el campo. Redondeó su buena interpretación con un buen gol. El Getafe le puso algo más de afán a su juego en el último tramo con la salida de Colunga.