Archivo de Público
Martes, 6 de Diciembre de 2011

El 'casting' de Rajoy inquieta al PP

El silencio del líder conservador dispara las quinielas sobre sus posibles ministros

MARÍA JESÚS GÜEMES ·06/12/2011 - 09:58h

Rajoy, en el centro, en el Comité de Dirección del PP celebrado ayer lunes.

Rajoy administra sus tiempos y mantiene a todos pendientes de los ministros. En Europa esperan conocer al titular de Economía. En España, saber si al final serán dos o más las carteras de las que prescinda en esa tan anunciada poda de la Administración Pública. Y en la calle Génova, sede nacional de los conservadores, muchos están nerviosos por si les toca algún cargo.

Tanto es así que ha empezado a circular incluso un chiste dentro del partido. Cuentan que, cuando les llaman por teléfono, los dirigentes del PP ya no responden con un "Sí, dígame" o "¿Quién es?". Descuelgan con un "Lo juro", en referencia al momento en el que tendrán que asumir su responsabilidad ante el rey.

Los presidentes y portavoces de las Camáras se conocerán el lunes

Más allá de las bromas, esa fecha está cerca. El 19 y 20 de diciembre, Rajoy pronunciará su discurso de investidura. El 21, tomará posesión y, un día después, lo hará su Gabinete. El 23 reunirá a su primer Consejo de Ministros. El líder del PP guarda los nombres en secreto. En el partido algunos dan por hecho que ya ha tenido que hablar con los elegidos. Pero también hay quien se muestra convencido de que esperará hasta el último minuto para evitar filtraciones.

Los que rodean a Rajoy apuestan por un Ejecutivo en el que habrá desde ex miembros del Gobierno de José María Aznar a cargos representativos del Congreso de Valencia, pasando por algún independiente. Creen que él se puede sentir cómodo con viejos compañeros de banquillo, como Ana Pastor o Miguel Arias Cañete. En el PP llevan diciendo toda la campaña que pueden resolver la situación como en 1996, aunque las circunstancias sean muy distintas. Pero saben que tampoco pueden presentar un cromo repetido del pasado.

Por eso, las caras de la renovación procederán de ese cónclave que Rajoy tuvo que afrontar para seguir al frente de la Presidencia en 2008 en medio de una importante crisis interna. Entre ellas, nadie duda ya que Soraya Sáenz de Santamaría parece llamada a ser su mano derecha.

La sede nacional se ha convertido en una pasarela de aspirantes a cargos

Desde luego hay mucho nombre circulando: Alberto Ruiz-Gallardón, José Manuel Soria, Santiago Cervera, Elvira Rodríguez, Ignacio Astarloa, Cristóbal Montoro, Ana Mato, Luis de Guindos, José Manuel González Páramo... Son pocos los puestos de primera fila a repartir. Pero no los de segunda, donde hay más margen.

"Serán los mejores"

Rajoy ni confirma ni desmiente. Él es un hombre que siempre se ha rodeado de un grupo estrecho y muy leal que lo han acompañado durante años. "Serán los mejores", es lo que ha dicho hasta ahora. Y, por eso mismo, se les mirará con lupa.

Cañete ejerce de ministro de Exteriores y Piqué se autodescarta

Las especulaciones empezarán a encajar el próximo lunes cuando el PP celebre su Junta Directiva Nacional. Entonces está previsto que Rajoy desvele al menos quiénes serán los presidentes de Congreso y Senado y sus portavoces parlamentarios. Esto hará que se descarten algunos rostros para el futuro Ejecutivo.

Por el momento nadie renuncia a dejarse ver. Aseguran que los despachos de la sede nacional están repletos. Incluso que hay dirigentes que no aparecían desde hace tiempo y que ahora van de visita. Entrando por la puerta principal, donde están apostadas las cámaras de guardia, y no por el garaje. Pero nadie quiere hablar. Llama la atención que todos traten de sortear a los medios.

Desde la noche electoral, para muchos la euforia por la victoria quedó sepultada por el miedo a lo que se les viene encima. Casi todos saben que el primer Gobierno que decida Rajoy tendrá los días contados y que su gestión se "achicharrará" en pocos meses.

Ayer, se vivió la cara y la cruz de lo que esta ocurriendo en el PP. De un lado salió Josep Piqué para autodescartarse. En Onda Cero recordó que ya está "muy lejos de esas cosas" porque hace cuatro años y medio dejó la política. Todo lo contrario que Cañete, a quien hace unos días el Ejecutivo francés dio por ministro de Exteriores y él no duda en hablar sobre ello en la revista Atenea, especializada en seguridad y defensa.