Archivo de Público
Martes, 6 de Diciembre de 2011

CiU planta a PSOE y PP en el aniversario de la Constitución

IU irá al Congreso para escenificar su protesta por la reforma exprés, pero no se quedará al acto institucional

ALBERT MARTÍN VIDAL / JUANMA ROMERO ·06/12/2011 - 00:30h

El portavoz convergente, Josep Antoni Duran i Lleida, la semana pasada, cuando acudió al Congreso a a acreditarse como diputado de esta X Legislatura.- MARTA JARA

El presidente del Congreso, José Bono, ha pedido este martes al nuevo Gobierno y a la oposición "caminar juntos" y buscar acuerdos por el interés general y por los que más sufren las consecuencias de la crisis, y ha advertido que "quien no arrime el hombro no estará a la altura que exigen los españoles". "Sólo juntos llegaremos a la meta, a una meta mejor", ha sentenciado.

En su discurso con motivo del aniversario de la Constitución, Bono ha valorado que por primera vez en estos 33 años este acto se celebre sin la amenaza de los "malhechores de ETA" aunque ha recordado que lo más urgente ahora es solucionar el problema del paro y las "economías domésticas de los que peor lo pasan".

En su último acto oficial como presidente del Congreso, Bono ha agradecido a Zapatero, que haya dado a España "lo mejor" de sí mismo en tiempos difíciles. Y ha asegurado, que "cuando todo se calme, sabrán reconocer el esfuerzo realizado y su obra de gobernante". Además de considerar que "Zapatero se van con la pasión del cariño a su país".

Por otro lado, ha deseado al próximo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "acierto" en sus decisiones y que su "navegación" sea "fecunda y constructiva por el bien de todos", eso sí, con el apoyo de los adversarios políticos, "tan necesario en los momentos de adversidad".

"Los muchos españoles que no llegan a fin de mes nos reclaman unidad"

De esta forma, el discurso de Bono ha estado centrado en pedir a los representantes políticos que busquen consensos en estos momentos. Es necesario porque "los muchos españoles que no llegan a fin de mes nos reclaman unidad; caminen juntos, pónganse de acuerdo, nos dicen de manera clara y contundente".

También ha recordado que el pasado 20 de noviembre los ciudadanos hablaron "con fuerza y nitidez", y reclamaron mayoritariamente un relevo en el Gobierno. "Es momento de una nueva mayoría", ha señalado Bono, quien ha aprovechado entonces para despedirse de Zapatero.

Bono también ha pedido a los gobernantes y los partidos políticos que se alejen de las "certezas absolutas" y de los "dogmas partidistas", así como del "ceremonial cortesano que busca más la adoración al jefe que el servicio a los ciudadanos".

En éste su último gran acto oficial antes de dejar la Presidencia del Congreso, Bono ha pasado a un plano más personal al señalar que se va "sin más pasión política que el cariño a su país", que deja este puesto "queriendo España".

"No tengo, ni tuve, ni tendré complejos en confesarlo, frente a las críticas serenas o a las chanzas de bajo calibre intelectual o patriótico", ha dicho Bono.

Con el presidente del Senado a su izquierda y con Zapatero y Rajoy a cada lado, Bono ha concluido insistiendo en pedir a todos que se pongan de acuerdo "para llegar más lejos, y para que nadie se quede en el camino".