Archivo de Público
Lunes, 5 de Diciembre de 2011

El técnico de las tres cabezas

Vela e Ifrán evitan con dos golazos al Málaga que el técnico de la Real sea decapitado

ENRIQUE MARÍN ·05/12/2011 - 03:51h

El delantero uruguayo de la Real Sociedad, Diego Ifrán, bate al portero del Málaga, Willy Caballero. EFE

Lo suyo es como un hat-trick, pero de ultimátums. Si hace una semana Montanier salvó la cabeza en el minuto 92, con un gol de Iñigo Martínez al Betis desde el centro del campo, ayer fueron Vela e Ifrán quienes con sus golazos al Málaga en el 89 y el 92 evitaron que el técnico de la Real fuera decapitado.

De inicio, el francés mantuvo el once del Villamarín, en su caso todo un avance, y la fortuna le sonrió con un tempranero autogol de Demichelis. Sin embargo, poco a poco el Málaga fue imponiendo su calidad, algo de lo que anda sobrado Isco. Dos errores defensivos, el de Mikel González garrafal, permitieron a los de Pellegrini voltear el marcador con los goles de Rondón y Sebas Fernández. A la Real le volvía tocar sufrir.

Sin nada que perder, Montanier juntó sobre el césped a todo su arsenal, léase Agirretxe, Vela, Griezmann, Ifrán y Llorente, y puso a jugar al joven Rubén Pardo al lado de un renacido Elustondo. Con el Málaga excesivamente complaciente, de esa mezcla nació la reacción realista. A la chilena de Vela le siguió una brillante acción individual de Ifrán. Anoeta estalló.

Pellegrini, a quien la impotencia de ver volar tres puntos le llevó a quejarse del arbitraje, dijo que el Málaga tenía el partido controlado en el minuto 88. Y así fue, pero Montanier es el técnico de las tres cabezas. La que trajo puesta de Francia, la que Iñigo Martínez salvó en el Villamarín y la que Vela e Ifrán rescataron ayer. La Real sigue sin ser fiable, pero ha sumado 6 de 6. Y, por cierto, sin Mariga.