Archivo de Público
Lunes, 5 de Diciembre de 2011

La National Gallery, desbordada por Leonardo Da Vinci

La pinacoteca quiere prohibir la reventa de entradas, que ya alcanza las 400 libras

CONXA RODRÍGUEZ ·05/12/2011 - 07:01h

CONXA RODRÍGUEZ - El artista italiano ha roto todas las previsiones. efe

Otro desafío de la red. La National Gallery (NG) de Londres quiere prohibir la reventa de entradas, a través de agencias por internet, para la exposición de obras de Leonardo da Vinci. El museo está siendo víctima de su propio éxito, debido a la gran demanda de entradas a la muestra, que recoge nueve de las 15 pinturas del artista del Renacimiento. Desde 1939, no había habido tal reu-nión de obras de arte. Y nunca se había visto tal disparatede precios para admirarlas.

Las entradas oficiales, las únicas que contempla la NG, se venden a 16 libras (19,2 euros) con los descuentos habituales para menores, estudiantes, parados, etc. En eBay alcanzan hasta 400 libras (480 euros). A través de las agencias Viagogo o Cityticketservice, se venden a partir de 125 libras (150 euros). Londres cuenta con una larga tradición de agencias de reventa de entradas para espectáculos, pero nadie había topado hasta ahora con el arte ylos museos. En la National Gallery están que trinan.

"Estamos muy decepcionados por la reventa de entradas con fines lucrativos, este comercio es contrario a los términos y condiciones de la venta, impresos en el dorso del boleto", afirma una portavoz del museo. La pinacoteca ha contactado con todas las agencias y tiendas de la red que venden las papeletas de acceso a la exposición y les ha pedido que paren la actividad. Sin embargo, el aviso ha tenido un efecto desigual, algunas han dejado de vender las entradas, otras han ignorado la advertencia.

"Estamos comprobando al azar entre los visitantes el origen de sus entradas, las procedentes de reventa serán canceladas sin devolución ni admisión a la muestra de arte", explica la portavoz de la NG.

500 tickets al día

El museo amenaza con "futuras acciones", aunque, de momento, no están concretadas. Edward Parkinson, de Viagogo, una de las agencias obedientes, dice que "los términos y las condiciones que prohíben la reventa son injustos, porque si alguien tiene una entrada que no puede utilizar, tiene derecho a recuperar su dinero, de la misma forma que si alguien necesita comprar una entrada, quiere tener la seguridad y la garantía de agencias como la nuestra para no caer en lasgarras de los falsificadores".

Al museo no le convencen las argumentaciones de las agencias. La NG destina cada mañana 500 entradas a la venta en taquilla para el día. Hay que hacer cola, obviamente. Las vendidas con antelación a través de la web de la National Gallery se han agotado. El acceso a la exposición se hace a un ritmo de 180 personas cada media hora, una cifra inferior a la de 230 que accedían a la Tate Modern para comtemplar las obras de arte de Paul Gauguin el año pasado. La muestra de Leonardo abrió al público el 9 de noviembre y permanecerá hasta el 5 de febrero con horarios y días extendidos.