Archivo de Público
Lunes, 5 de Diciembre de 2011

CiU decide hoy si falta por primera vez al aniversario de la Constitución

Convergència i Unió invoca su malestar por quedar al margen de la reforma exprés de septiembre, pactada por conservadores y socialistas

MIGUEL ÁNGEL MARFULL / JUANMA ROMERO / J. R. GONZÁLEZ CABEZAS ·05/12/2011 - 05:58h

El presidente del Congreso, José Bono, en el centro, durante el discurso conmemorativo del Día de la Constitución del pasado año. MARTA JARA

En el arranque de una legislatura –la próxima será la décima desde la recuperación de la democracia–, cada primera vez encierra muchas primeras veces. Mañana, 6 de diciembre, con motivo de la recepción institucional que se celebra en el Congreso para conmemorar el 33º aniversario de la aprobación de la Constitución, la Cámara reabrirá sus puertas al Parlamento nacido de las elecciones del pasado 20-N.

No será una celebración más. Coincidirán los que llegan al hemiciclo de la mayoría absoluta del PP con algunos que se van y aquellos que se mantienen en el escaño. Además de esta coyuntura, otro hecho se erige como una herida de fondo que agría la fiesta a todos los partidos representados en el Congreso salvo PSOE y PP. La reciente reforma exprés de la Constitución para blindar un mandato contra el déficit acordado en 15 días por socialistas y conservadores pesa en el recuerdo crítico del resto de grupos.

Es el motivo que podría llevar hoy a CiU a descolgarse de la conmemoración, en la que ha participado históricamente sin alardes, con una actitud puramente institucional. Esta vez, puede que ni eso.

CiU estudia ausentarse para escenificar su rechazo a las formas exhibidas por socialistas y conservadores para pactar la reciente modificación constitucional, según revelaron a Público desde la dirección parlamentaria de la federación. "Nos sentimos heridos", confesó en agosto, marginado de la negociación, el portavoz catalán, Josep Antoni Duran i Lleida, que declaró a sus siglas excluidas del pacto constitucional que ayudaron a forjar en 1978.

CiU ha participado habitualmente sin alardes, con actitud institucional

Con este mal recuerdo, CiU decidirá hoy finalmente su postura. El paréntesis de espera hasta la constitución de las nuevas cámaras y la ausencia de la federación nacionalista en la Mesa de la Diputación Permanente crean una situación aún no resuelta por la dirección. Habitualmente, su presencia, testimonial, se limitaba a su representante en la Mesa del Congreso o el Senado, como en 2010, cuando el senador Jordi Casas llevó la bandera de CiU en la celebración.

Así, CiU podría unirse a la ya tradicional ausencia del PNV, ERC, ICV, BNG y Geroa Bai –marca heredera de Nafarroa Bai–, para enfriar la última fiesta con José Bono como anfitrión en el Congreso.

Cayo Lara irá al Congreso

Otro grupo dolido con la exclusión de PSOE y PP y que también fue un pilar del consenso de 1978 es IU. En la federación no se ha pactado ninguna decisión oficial, con lo que hay disparidad de criterios. El coordinador federal, en principio, tiene previsto acudir. Según un portavoz de la dirección, la fiesta del 6 de diciembre es "un acto institucional" que no tiene que verse contagiado por la modificación de la Carta Magna.

En IU no hay una posición oficial, pero existe disparidad de criterios entre los diputados del grupo

"No es un día de debate político. La ciudadanía ya sabe la postura de IU respecto a aquel tema y no hace falta insistir", aseguraban ayer en la federación. Cayo Lara irá previsiblemente acompañado de la diputada por Madrid Caridad García: "Tenemos la reforma en la cabeza en todo momento. Pese a ello, también hemos dicho que la Constitución está más a la izquierda que las políticas del PSOE y las que podrá hacer el PP". Podría unirse a ellos el catalán Joan Josep Nuet: "No ir quizá sea una forma de protesta absurda".

Otros miembros del grupo muestran más recelos. "El golpe al texto constitucional requiere que IU se replantee su posición respecto a la celebración", contestó a Público Gaspar Llamazares. Ricardo Sixto, el representante por Valencia, aportó una razón semejante: "Es un día en el que se llama al consenso y ese consenso se rompió con la reforma exprés". La parlamentaria por Madrid Ascensión de las Heras también es partidaria de dar el plante, pues la Carta Magna "ha perdido" el carácter aglutinador con el que nació. Es posible que hoy la ejecutiva federal cierre una posición al respecto.

Ningún representante de los otros dos partidos que conforman el grupo, ICV y Chunta Aragonesista, se acercarán al Congreso. "No hemos ido casi nunca y este año menos –justificó la ecosocialista Laia Ortiz–. La protesta es más que necesaria". CHA ya faltó la semana pasada al acto institucional en las Cortes de Aragón. Igual hará mañana. "Ni me planteo otra cosa", decía ayer el diputado Chesús Yuste.

EL ÚLTIMO DISCURSO DE JOSÉ BONO COMO PRESIDENTE

Será su despedida pública. El discurso institucional que pronunciará mañana como presidente del Congreso en la recepción conmemorativa del Día de la Constitución será el último de José Bono como tercera autoridad del Estado.

El saliente José Luis Rodríguez Zapatero y el presidente in péctore, Mariano Rajoy, acompañarán a Bono en este adiós que supone otra retirada de la primera línea política, a la que ha vuelto cada vez que ha anunciado que se iba. ¿Su futuro? "Es casi una broma que me consiento decir", apuntó hace unos días en RNE afirmándose que, "de mayor", le gustaría ser "embajador en el Vaticano".