Archivo de Público
Domingo, 4 de Diciembre de 2011

Al menos cinco muertos por disparos de partidarios del régimen en Siria

La Liga Árabe volvió a dar un ultimátum a Al Asad para que acepte el envío de observadores y la aplicación de sanciones económicas

EFE ·04/12/2011 - 12:35h

BADAWI (EFE) - Manifestación en las calles de Damasco en contra de las sanciones económicas y del ultimátum de la Liga Árabe.-

Al menos cinco personas han muerto, tres de ellas menores de edad, por disparos de seguidores del régimen de Bachar al Asad en el centro y el norte de Siria, han informado los opositores Comités de Coordinación Local y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Un hombre y sus tres hijos, de 11, 14 y 16 años respectivamente, han perdido la vida en el barrio de Al Uar en la ciudad central de Homs por los disparos efectuados por personas vinculadas al régimen desde dos vehículos, han detallado ambas organizaciones.

También, el conductor de un minibús han fallecido de la misma manera en un puesto de control en el norte de la localidad de Maarat al Nuaman, en la provincia septentrional de Idleb, fronteriza con Turquía. Estas muertes se han producido en Homs e Idleb, que son dos de los principales bastiones de la oposición al régimen de Al Asad.

Sin embargo, Estas informaciones no han podido ser verificadas de forma independiente por las restricciones impuestas por las autoridades sirias a los periodistas para trabajar.

Ultimátum al régimen de Damasco

Anoche, la Liga Árabe volvió a dar otro ultimátum al régimen de Damasco hasta para que acepte ha envíado de observadores y evite la aplicación de las sanciones económicas que aprobó el pasado día 27. Esas medidas incluyen reducir a la mitad el número de vuelos comerciales que unen a los demás países árabes con Siria o prohibir viajar a 19 altos cargos de ese país.

El país se dirige hacía una Guerra según alto cargo de la ONU en DDHH

La cifra de víctimas por la represión de las manifestaciones antiguberamentales en Siria desde el pasado mes de marzo supera con amplitud las 4.000, dijo el jueves pasado la alta comisionada de la ONU de Derechos Humanos (DDHH), Navi Pillay, quien agregó que el país se dirige hacia una guerra civil.