Archivo de Público
Sábado, 3 de Diciembre de 2011

"Sólo pido que no nos dejen solos"

Guardiola demanda el apoyo de los culés hasta final de curso

RUT VILAR ·03/12/2011 - 21:00h

Desafió Cesc la historia de Sansón. En vísperas del partido ante el Levante, el centrocampista se cortó la melena y en vez de perder su fuerza, el de Arenys recuperó anoche la senda del gol. Tras cinco encuentros sin ver puerta alguno, porque, cargado de piernas, no jugó, el volante logró este sábado dos tantos ante el conjunto valenciano. Ambos de bella factura: el primero, tras una combinación de tacón de Iniesta. El segundo, un cabezazo perfecto para redondear un servicio medido de falta de Xavi. "Hemos jugado muy bien", celebró Cesc concluido el duelo. Y, cuestionado sobre el Madrid, Fábregas aseguró que ahora el blanco es el equipo "más en forma del mundo".

Más tímido, Isaac Cuenca, que este sábado también marcó, justificó las increíbles cifras del Barcelona en casa (suma 39 goles a favor por ninguno en contra) por las "grandes dimensiones" del terreno de juego del Camp Nou. "Es un poco insultante para los equipos que hemos pasado por aquí", convino al respecto el entrenador del Levante, Juan Ignacio Martínez. Tras compartir un rato con Guardiola en su despacho, Martínez reveló que el de Santpedor le había preguntado por cómo motivaba él a sus futbolistas para afrontar un partido como el de anoche ante el Barcelona.

Pep salió a la rueda de prensa con un mensaje claro: "Sólo pido a la hinchada que de aquí a final de curso no nos dejen solos. Todo el mundo se dejará puntos. Debemos ser perseverantes", espetó. Luego, admitió que salir al Bernabéu con defensa de tres "es un poco arriesgado". Y en toco jocoso, bromeó, tras ensalzar el juego de Cuenca: "Puede que no guste mucho a las chicas, pero en su posición gusta que te cagas", dijo. Finalmente, el técnico no descartó la presencia de Tito Vilanova en el Bernabéu.

Puyol da el susto

Tras el tanto de anoche, Messi ha igualado este curso los goles en casa de la temporada pasada (16 de los 17 que ha marcado en la Liga). La conexión entre la Pulga y Alves sigue siendo una mina para el Barça. De los cinco pases de gol que ha dado el brasileño, cuatro los ha materializado el argentino.

Puyol, aturdido y con problemas de visión tras darse un golpe en la cabeza, fue sustituido antes de la media hora de partido, pero se marchó recuperado a casa. Tampoco terminaron el encuentro Busquets, que acumula cuatro amarillas y podía poner en peligro su concurso en el clásico, ni Del Horno, renqueante.

Así las cosas, anoche, la hinchada culé asistió a la cuarta manita del Barça en casa esta temporada, aunquetambién celebró el sexto tanto de su equipo, anulado por fuera de juego de Iniesta. "Vienes al Camp Nou, a complicarle el mayor tiempo posible el partido al Barcelona, y en el minuto 3 recibes el primer gol y el siguiente a balón parado...", lamentó Martínez. "Pero creo que competimos hasta el final", celebró el preparador del Levante.

Noticias Relacionadas