Archivo de Público
Sábado, 3 de Diciembre de 2011

Kempes dice que es "asombroso" el aprecio que le tiene hasta la gente joven

EFE ·03/12/2011 - 22:47h

EFE - El exdelantero argentino Mario Kempes recibe un homenaje y una camiseta del Valencia CF antes del partido que enfrentó al conjunto valencianista contra el RCD Espanyol, correspondiente a la decimoquinta jornada de la Liga de Primera División disputado en el estadio de Mestalla, en Valencia.

Mario Alberto Kempes, jugador argentino del Valencia entre 1976 y 1984, calificó de "asombroso" el aprecio que sintió hasta de los aficionados más jóvenes que forman "la gran familia valencianista", y que no tuvieron oportunidad de verle defender la camiseta del club de Mestalla.

El "Matador" fue homenajeado en los prolegómenos del partido de Liga Valencia-Espanyol por los títulos nacionales e internacionales logrados como jugador del club y, durante el descanso, ofreció una rueda de prensa en la que destacó la transmisión del "sentimiento valencianista de abuelos a padres, y de padres a hijos".

Kempes calificó de "lindo" el momento en el que saltó al centro del terreno de juego de Mestalla para recibir la ovación del público y encontrarse con compañeros con los que compartió vestuario durante su etapa en el conjunto valencianista.

El campeón de la Copa del Mundo de 1978 se mostró halagado por recibir una camiseta con los colores de la bandera de Valencia que porta el equipo esta temporada y que imita a la que vistió él mismo en su época como valencianista, lo que le trae "lindos recuerdos porque, aunque se utilizó pocas veces, se ganaron títulos con ella".

Kempes deseó que los problemas económicos del Valencia se solucionen y pueda acabarse el nuevo estadio para que así, la próxima vez que venga, pueda reencontrarse "con todo el público" en la nueva casa del club valenciano.

Además, no descartó la posibilidad de trabajar en un futuro para la entidad valencianista.

Sobre el encuentro que disputará el Valencia contra el Chelsea en la Liga de Campeones, Kempes confió en que el equipo dirigido por Unai Emery marque un gol en Stamford Bridge ya que, "aunque los ingleses no pasan un buen momento, son como un león herido. Si no lo matas, te acabará por comer".