Archivo de Público
Sábado, 3 de Diciembre de 2011

El Kremlin hostiga a los observadores electorales en la jornada de reflexión

La directora de la asociación Golos de supervisión de los comicios es detenida durante 12 horas al llegar a Moscú

NATÀLIA BORONAT ·03/12/2011 - 21:00h

En la víspera de las elecciones legislativas rusas, Lilia Shibánova, la directora de la asociación independiente de defensa de los electores Golos, que en ruso significa "voz" y "voto", fue retenida durante 12 horas en el aeropuerto moscovita de Sheremétevo y no fue puesta en libertad hasta que no entregó a la Policía su ordenador portátil.

Shibánova explicó a la agencia Interfax que le dijeron que en su ordenador podía haber "un programa súper peligroso que puede amenazar la seguridad de Rusia". La activista, que ahora teme ser víctima de una artimaña policial, relacionó el incidente con la voluntad del "poder" de intentar "impedir" su participación en las audiencias que tendrán lugar en el Parlamento Europeo el 7 de diciembre sobre los resultados de los comicios de este domingo.

El mapa en internet de infracciones electorales ya suma más de 5.400 casos

Precisamente el acoso judicial e informativo contra esta organización, que lleva 12 años supervisando las elecciones, protagonizó el cierre de la campaña después de que Golos publicara en internet un mapa en el que se informaba de infracciones electorales. Un tribunal de Moscú impuso el viernes una multa de unos 720 euros a la asociación por haber violado la normativa informativa de los comicios.

La Comisión Electoral Central acusó a Golos de actuar contra el partido gobernante Rusia Unida y por la noche el canal NTV emitió un documental propagandístico contra la ONG acusándola de estar financiada por EEUU.

La Casa Blanca emitió un comunicado expresando su preocupación por la campaña contra Golos "que da un motivo más para dudar de la legalidad de las elecciones parlamentarias en Rusia". La asociación también cuenta con el apoyo de otras organizaciones rusas de defensa de los derechos humanos.

Socialdemócratas y comunistas temen "falsificaciones" en el escrutinio de este domingo

De las supuestas tácticas ilegales electorales publicadas en internet, destacan las decisiones administrativas arbitrarias para favorecer a Rusia Unida y la presión que ejercen los jefes sobre sus trabajadores para que voten a la formación gobernante.

Ayer por la tarde, el mapa de Golos tenía más de 5.400 entradas que denunciaban desde la agitación política durante la jornada de reflexión hasta el regalo de un paquete de productos en una mesa electoral de San Petersburgo a cambio de firmar una notificación, que en realidad es una forma de entregar el voto sin darse cuenta a Rusia Unida, pasando por las presiones ya habituales a los estudiantes universitarios.

La campaña electoral se caracterizó, además, por las denuncias de todos los partidos opositores, que critican que en los medios de comunicación, sobre todo la televisión, haya dominado la información sobre Rusia Unida. También que se hayan restringido los sitios donde colgar carteles electorales y que se hayan prohibido materiales propagandísticos calificados por la Comisión Electoral de "extremistas".

Una de las mayores críticas sobre las irregularidades electorales las vertió hace una semanas el vicejefe de la fracciónparlamentaria de Rusia Justa. En la sesión plenaria de la Duma, denunció que las elecciones "son una combinación del abuso del recurso administrativo con la preparación de las falsificaciones" y arengó contra el partido gobernante porque "empuja el país hacia el extremismo y la desintegración".

El Partido Comunista tiene previsto desplegar a numerosos observadores durante la jornada de este domingo y su líder, Guennadi Ziugánov, ha alertado de que "en caso de falsificaciones masivas" sacará a sus partidarios a la calle.

Los expertos atribuyen este acoso contra Golos y la oposición al miedo de Rusia Unida a perder muchos diputados. Sin embargo, resulta difícil saber el apoyo real con el que cuenta el partido gobernante tras una campaña donde el aparato administrativo y represivo ha vuelto a servir a Rusia Unida y en un país donde la mitad de los electores, según los sondeos, creen que las elecciones son sólo una imitación.

La campaña electoral estuvo precedida por el anuncio en septiembre de que el expresidente y actual primer ministro, Vladímir Putin, se presentará a los comicios presidenciales de marzo, una decisión que se ratificó hace una semana en el acto preelectoral más apoteósico de Rusia Unida.

Críticas a la alternancia

Paralelamente, durante las últimas semanas el hartazgo de una parte de la población con Putin, que ya lleva 12 años en el poder, se ha hecho sentir con fuerza, sobre todo en las redes sociales, el medio de expresión más utilizado por la oposición extraparlamentaria. Internet se ha saturado de chistes contra el tándem Putin-Medvédev, el presidente saliente y candidato, así como de recetas sobre cuál es la mejor opción para impedir que el partido del poder robe el voto a los ciudadanos que no se sienten representados por ninguna formación.

Varios representantes de Otra Rusia fueron detenidos el viernes por "extremismo". Se trata de una plataforma de la oposición extraparlamentaria que organiza manifestaciones a favor del artículo 31 de la Constitución, que defiende la libertad de reunión. El colectivo atribuye los arrestos a un intento de "asustar a los opositores que tienen intención de manifestarse el 4 de diciembre contra las elecciones".

La Comisión Electoral ha acreditado a casi 700 observadores de organismos internacionales, como la Oficina de Instituciones Democráticas de la OSCE y la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa. La Asamblea criticó en noviembre la campaña de Rusia Unida, lo que enfureció al Gobierno de Moscú.