Archivo de Público
Viernes, 2 de Diciembre de 2011

La Junta anuncia "la votación más alta desde los faraones"

Los militares presumen de una participación del 62% sin datos definitivos

RICARD GONZÁLEZ ·02/12/2011 - 22:55h

KHALIL HAMRA (AP) - Manifestantes egipcios corean consignas contra el Gobierno y la Junta Militar, ayer en Tahrir.-

La participación en la ronda inicial de las elecciones legislativas egipcias, las primeras libres después de más de seis décadas de dictadura militar, fue del 62%, según anunció ayer Abdel Moaez Ibrahim, presidente de la Comisión Electoral. Sin embargo, no proporcionó los resultados oficiales para las nueve provincias que ejercieron su derecho a voto, tal como se esperaba, sino sólo para tres distritos. El anuncio oficial ya se había pospuesto anteriormente en dos ocasiones, lo que deja en evidencia la desorganización de las autoridades.

Animado por el éxito de participación, Ibrahim llegó a calificar el porcentaje como el "más alto desde la época de los faraones". Sin embargo, hasta el momento, no se tiene conocimiento de que en el Antiguo Egipto se convocaran elecciones, ni de que los faraones destacaran por poseer un talante especialmente democrático.

Los resultados parciales dan un 60% de los votos a las fuerzas islamistas

Si bien la participación fue claramente superior a la registrada en los procesos fraudulentos bajo la época del depuesto Hosni Mubarak, cuando apenas llegaba al 15%, la afluencia a las urnas se podría haber visto estimulada por la imposición de una multa de unos 60 euros a quienes se abstuvieran.

"Mientras hacía cola, conversé con varias personas, y muchas me dijeron que su motivación para ir a votar era evitar ser multados. Casi nadie conocía a los candidatos", comenta a Público Mina Fuad, un estudiante de cine que votó en el barrio de Shubra, en El Cairo.

A falta de resultados oficiales, se han filtrado a la prensa local datos de todas las provincias con diferentes niveles de escrutinio. Estos resultados preliminares apuntan a una victoria clara de las fuerzas islamistas, que podrían llegar a sumar hasta un 60% de los sufragios. Libertad y Justicia, de los Hermanos Musulmanes, sería el partido más votado con cerca de un 40%. La coalición salafista Nour, convertida en la gran sorpresa de los comicios, se alzaría con el segundo puesto, con más de un 20% de los votos. El tercer lugar sería para la alianza laica Bloque Egipcio.

Los abstencionistas se enfrentaban a una posible multa de 60 euros

Por otra parte, el flamante primer ministro, Kamal el Ganzuri, ha decidido mantener al menos la mitad de ministros del anterior Gabinete dimisionario en su nuevo Gobierno, según informó ayer la televisión estatal. De la docena de ministros que continuarían destacan los de Exteriores, Información, Turismo o Asuntos Religiosos.

Ayer también se celebró una manifestación masiva en la plaza Tahrir en homenaje a los mártires de la segunda ola revolucionaria en Egipto. Igual que la semana pasada, los simpatizantes del Ejército organizaron una contramanifestación.