Archivo de Público
Sábado, 3 de Diciembre de 2011

Levante, el penúltimo obstáculo

 El equipo valenciano será el último partido que disputará el Barça antes de enfrentarse al Madrid

 

NOELIA ROMÁN ·03/12/2011 - 08:00h

Messi y Alexis, en el partido contra el Rayo. AFP

Imbatido en el Camp Nou, escenario de su versión más eficiente 34 goles a favor, ninguno en la meta de Valdés, el Barcelona evalúa esta tarde, ante el Levante, su capacidad de llegar al clásico del Bernabéu, el próximo sábado, con la fuerza del perseguidor intacta. La virtualidad de la diferencia con el Madrid permite hacer las cuentas de la lechera en todos los sentidos: con un partido más en el haber de los azulgrana, les separan tres puntos, que pueden quedarse como están, pasar a cuatro o a seis, a la espera del gran duelo. "Pase lo que pase en estos dos partidos, quedará aún mucha Liga por delante y siento que la diferencia no es insalvable", aseguró ayer Guardiola. "Ya me encargaré yo de que no piensen que la Liga está sentenciada", anunció el técnico del Barça acudiendo a su experiencia personal: "Gané tres Ligas en el último partido yendo todo el campeonato por detrás".

Eso, la alternancia y la persecución en ambos sentidos, es lo lógico, según Guardiola, cuando los competidores presentan el nivel de Barça y Madrid y uno de ellos ha tiranizado al otro durante algún tiempo. "Que, en el cuarto año, estemos detrás de un equipo tan fuerte como el Madrid es normal", aseguró el técnico, convencido de sus jugadores no le fallarán "No lo han hecho nunca hasta ahora" y de que su éxito se mide en títulos y no en estilo de juego. "Estamos aquí para ganar títulos; si no, esto no tiene sentido", sentenció.

Pero lo primero es lo primero: superar el refrescante efecto del veterano equipo de Juan Ignacio Martínez sin Adriano lesionado ni el sancionado Piqué. Cuarto, a cinco puntos de los azulgrana, este sorprendente Levante no podrá contar con Juanlu, Barkero, Nano, ni Aranda.