Archivo de Público
Sábado, 3 de Diciembre de 2011

Cristiano apunta al banquillo

El de esta tarde será el último partido de Liga previo al clásico de la próxima semana ante el Barcelona

RAMIRO VAREA ·03/12/2011 - 08:00h

Sin Arbeloa y Carvalho, por lesión, y sin Xabi Alonso, por sanción, el Real Madrid defiende su liderato en El Molinón ante un Sporting en puestos de descenso. El de esta tarde será el último partido de Liga previo al clásico de la próxima semana ante el Barcelona, aunque Mourinho insiste: "Hemos trabajado para preparar el partido contra el Sporting, nada más".

Hace más de dos meses que el Madrid no pierde un punto. Con 13 victorias consecutivas, los blancos quieren continuar su espectacular racha y afianzar su primera posición en la tabla con la vista puesta en el choque frente al Barça. Mourinho evitó ayer valorar la quinta tarjeta amarilla que vio Piqué ante el Rayo y que le permitirá estar en el Bernabéu. "Para mí es mucho más interesante la opinión de juristas y fuerzas autorizadas del deporte como Platini, Blatter, Colina o la prensa. Mi opinión no cuenta para nada. Que no haya ninguna pregunta más del tema", zanjó el portugués.

Mientras Kaká regresa a la convocatoria, Cristiano se perfila suplente, ya que su tobillo izquierdo aún no está recuperado del esguince que sufrió en el último derbi. Para Mourinho, lo del Atlético "no fue agresividad; la agresividad es otra cosa y a mí me gusta". Pepe también podría empezar en el banquillo.

Mientras, Preciado avanzó ayer que ante el Madrid planteará un partido "fuerte y duro, pero noble". "Este equipo tiene sus armas, pero entre ellas no está la violencia", incidió el técnico del Sporting, quien elogió el juego de su rival: "El Madrid es un conjunto magnífico, que viene lanzado, líder en solitario y con una ventaja apreciable".

Aun así, Preciado se mostró optimista de cara a esta tarde: "Me gusta la cara que tiene mi equipo para recibir al Madrid".