Archivo de Público
Viernes, 2 de Diciembre de 2011

El 25 de enero se subastará el palacete de Matas

El expresident balear debe al Banco de Valencia los tres millones que le prestó para pagar la fianza

AGENCIAS ·02/12/2011 - 14:24h

JAIME REINA - Puerta de entrada al palacete que el expresident balear, Jaume Matas, posee en el centro de Palma.

Un juzgado de Palma ha fijado para el día 25 de enero la celebración de la subasta pública de las tres fincas -entre ellas el palacete en la capital balear- con las que el expresidente balear Jaume Matas garantizó un préstamo del Banco de Valencia -intervenido recientemente por el Banco de España- para pagar su fianza penal por el caso Palma Arena.

El Juzgado de Primera Instancia 10 de Palma ha fijado la subasta a las 10.00 horas de ese día, según ha informado este viernes el Tribunal Superior de Justicia de Baleares en un comunicado. El pasado 5 de noviembre el juez ya decidió sacar a subasta estos bienes, por los que podrá pujar cualquier ciudadano.

La entidad bancaria presentó en mayo una demanda de ejecución hipotecaria para que el exdirigente del PP hiciera efectivo el pago de esos tres millones del préstamo, más otro millón que Matas debe en concepto de intereses y gastos procesales.

El juzgado requirió en su día el pago de la cantidad adeudada, sin obtener una respuesta positiva, por lo que en noviembre el Banco de Valencia pidió al juez que señalara una fecha para la subasta.

Esta entidad prestó a Matas cuatro millones de euros, avalados con las tres hipotecas, para pagar la fianza de esta misma cantidad que dictó el juez instructor del caso, José Castro, contra el expresidente para evitar su ingreso en prisión. Recientemente, el juez Castro rebajó esta fianza a 2,5 millones de euros.

Entre las hipotecas que sirvieron de aval está la del piso que compro Matas en un palacete del casco antiguo de la capital balear, una vivienda de unos 400 metros cuadrados en la calle Sant Feliu que adquirió por 950.000 euros, cuando el valor estimado por la Agencia Tributaria era de casi 2,5 millones, y que posteriormente reformó.

Matas se enfrenta en estos momentos a una petición de ocho años y medio de cárcel en el marco de la primera de las 26 piezas del caso Palma Arena que irá a juicio en los próximos meses. Se investigan supuestos desvíos de fondos públicos de la construcción del velódromo de la capital balear, que costó más del doble de lo presupuestado, así como el incremento patrimonial que el exmandatario experimentó en ese periodo.