Archivo de Público
Viernes, 2 de Diciembre de 2011

Pakistán amenaza con la fuerza si la OTAN vuelve a atacar a sus soldados

La semana pasada murieron 24 soldados paquistaníes en lo que Islamabad juzga como un ataque deliberado de la Alianza

EFE ·02/12/2011 - 13:52h

EFE - Soldados paquistaníes cargan con ataúdes de sus compañeros fallecidos en los ataques aéreos de la OTAN durante su entierro en Peshawar (Pakistán).

El jefe del Ejército paquistaní, Ashfaq Pervez Kiyani, ha advertido de que sus tropas responderán "con toda su fuerza" si sufren un nuevo ataque de la OTAN como el que acabó con la vida de 24 de sus soldados hace unos días.

En un mensaje dirigido a las tropas, Kiyani aseguró que en tales circunsancias los militares se emplearán "sin tener en cuenta el coste ni las consecuencias. Estén seguros de que no dejaremos escapar al agresor fácilmente", garantizó el general en el texto, al que tuvo acceso el diario paquistaní Dawn.

Las tropas paquistaníes mantienen que no hubo provocación en el ataque que helicópteros de la OTAN lanzaron el día 26 noviembre contra dos puestos de control de la región tribal de Mohmand -fronteriza con Afganistán- ocupados por soldados de Pakistán.

Algunas fuentes afganas y extranjeras han sugerido que los militares paquistaníes sí que dispararon, y que fue entonces cuando las tropas de las fuerzas afganas y estadounidenses pidieron apoyo de los helicópteros.

Represalias de Pakistán

Pakistán ha sugerido que el ataque fue deliberado -algo que la OTAN ha negado- y, como represalia, ha sellado la frontera a los suministros de la OTAN de camino a Afganistán y ha ordenado que EEUU desaloje una base aérea usada por sus aviones no tripulados.

El Gobierno paquistaní ha boicoteado además la conferencia internacional sobre el futuro de Afganistán que debe celebrarse el día 5 en la ciudad alemana de Bonn. La relación entre Islamabad y Washington ha sufrido un grave deterioro a raíz de episodios como este o la operación estadounidense que acabó en mayo con la vida de Osama bin Laden en la ciudad norteña paquistaní de Abbottabad.