Archivo de Público
Jueves, 1 de Diciembre de 2011

Esperanza Aguirre dice que la Constitución debe "servir de modelo y de acicate" contra la crisis

EFE ·01/12/2011 - 14:47h

EFE - El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, saluda al secretario general del PSM, Tomás Gómez, durante la recepción para conmemorar el Día de la Constitución, que se ha celebrado en la sede dela Comunidad de Madrid.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha dicho hoy que la Constitución, que es "un proyecto compartido por 47 millones de españoles", debe "servir de modelo y de acicate" para salir de la crisis, aprovechando "lo que nos une" y huyendo "de querellas estériles".

Así lo ha manifestado hoy Aguirre en el acto de homenaje a la Constitución que se ha celebrado en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno de Madrid, con motivo del 33 aniversario de la promulgación de la Carta Magna, que se conmemora el próximo 6 de diciembre.

En su tradicional discurso en este día, la presidenta ha hecho mención en varias ocasiones a "la crisis más profunda de las últimas décadas" que padece España, para advertir de que el recuerdo "del éxito" que supuso la aprobación de la Constitución en referéndum debe servir de ejemplo y "como el mejor camino" para iniciar la recuperación económica y crear empleo.

Ha indicado que si España "fue capaz" de superar la situación difícil que se vivía antes de 1978 gracias a la "generosidad y la voluntad de todos", lo mismo podría ocurrir ahora si los españoles se unen para alcanzar un objetivo común que coloque al país en el lugar que le corresponde como "la primera y mas antigua nación de Europa" que es.

Según la presidenta, los españoles somos "herederos del legado reconocido y admirado universalmente" que nos dejaron los ponentes constitucionales y "del patriotismo" de algunos partidos que "renunciaron a algunas de sus exigencias programáticas" en favor de la Carta Magna que, ha dicho, une a todos, excepto a "algunos españoles acomplejados que la ponen en cuestión".

Aguirre, que ha terminado su discurso con gritos de "viva España" y "viva la Constitución", a la que ha deseado "que cumpla muchos años más", ha indicado que la Carta Magna es "un proyecto compartido por 47 millones de ciudadanos que quieren vivir en libertad, trabajar juntos por su prosperidad y su bienestar, bajo el amparo y la garantía" del texto constitucional.

Ha asegurado que ahora, igual que ocurrió en 1978, "es fundamental reforzar los consensos, buscar la concordia, subrayar lo que nos une como españoles y huir de querellas estériles".

"España es hoy más que nunca una idea de libertad y de prosperidad. Que todos sepan, cuando la miren, que donde ondea nuestra bandera haya libertad y rige el estado de Derecho", ha señalado la presidenta en su discurso.

Ha afirmado también que la "grandeza de la Constitución reside en que protege a todos" incluso "a quienes no la aceptan" y a los que querían "acabar con ella" y ha asegurado que eso "nos hace valorarla todavía más".

El "logro" con el que los españoles consiguieron sacar adelante la Constitución fue "modélico" según Aguirre, hasta el punto de que "concitó la admiración de todos y sigue siendo ejemplo para los países que se enfrentan a situaciones similares".

Finalizado su discurso, la presidenta ha abandonado al Real Casa de Correos mucho antes que en otras ocasiones para asistir a una reunión y almorzar con el próximo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y con el resto de los presidentes autonómicos del PP.