Archivo de Público
Jueves, 1 de Diciembre de 2011

"La negociación colectiva está siendo atacada para recortar los salarios"

Toni Ferrer, secretario de Acción Sindical de UGT, afirma que el FMI y la UE pretenden devaluar los sueldos porque ya no pueden devaluar la moneda

AMINA NASSER ·01/12/2011 - 11:18h

Toni Ferrer, en una imagen de archivo.

La negociación colectiva afecta en España a más de diez millones de trabajadores acogidos a cinco mil convenios y a más de 1.400.000 empresas. Además, redistribuye la mitad el PIB nacional. Estos datos permiten ilustrar la relevancia económica y social de la negociación colectiva y la importancia que tiene para trabajadores y empresas. “Es un instrumento que se ha demostrado útil tanto en etapas de expansión económica como en épocas de crisis y que hay que preservar como garantía de equilibrio, de regulación y de protección de los derechos de los trabajadores”, señaló ayer el secretario de Acción Sindical de la UGT, Toni Ferrer.

Lo que sucede, a su juicio, es que “la negociación colectiva está siendo atacada por distintas instituciones internacionales, como el Fondo Monetario Internacional, la UE, y la OCDE”.  ¿La causa?  “En esta crisis de carácter financiero, que en España está devastando el empleo, no se pueden utilizar fórmulas tradicionales, como la devaluación de la moneda, y pretenden devaluar los salarios”, explica Ferrer en declaraciones a Público.

Según el secretario de Acción Sindical de UGT, la negociación colectiva es cuestionada por la sencilla razón de que quieren recortar los salarios y, por ello, plantean, “de una manera alambicada, que pretenden acercar la negociación colectiva a la empresa”. “Eso es tanto como decir que se pretende excluir a más del 90% de los trabajadores de los convenios colectivos, de que tengan una garantía de sus derechos individuales y colectivos y de que tengan una protección de esos derechos”.

Ferrer ha recordado que en España predominan las microempresas y que más del 97% del empleo lo generan empresas de menos de 50 trabajadores. “Plantear que esos empleados se puedan salir de los convenios sectoriales, territoriales, estatales, autonómicos o provinciales es tanto como decir que no haya negociación colectiva, lo que sería injusto, lesivo para los trabajadores y un atraso desde el punto de vista democrático”, ha indicado el representante de la organización sindical.

El secretario de Acción Sindical de la UGT ha advertido que su sindicato va a luchar por defender el derecho constitucional a la negociación colectiva “con una voluntad firme, responsable y leal”.  “Creemos que una etapa de extrema gravedad como la que vive España, de estancamiento económico, con un drama de cinco millones de desempleados, requiere diálogo y consenso para buscar soluciones al desempleo, pero esas soluciones no pueden pasar, como se ha venido haciendo, por más reformas laborales que han sido un fracaso, sino por fórmulas que permitan reactivar la economía, que es lo que genera empleo”, ha explicado Ferrer.

El sindicalista ha vuelto a defender el pacto por el empleo y la cohesión social que la UGT ha planteado al Gobierno actual y al entrante, “un pacto en el que se actúe con políticas públicas para estimular la economía, para restablecer el crédito, y para aumentar los ingresos y poder preservar los servicios públicos”. “Se ha demostrado que las  reformas laborales son injustas porque descargan el peso de la crisis recortando derechos de los trabajadores y son inútiles porque las ni aumentan el empleo ni mejoran su calidad”, agrega.

Según el representante sindical, UGT va a mantener voluntad de negociación y de  diálogo con el nuevo gobierno, porque la situación lo requiere, pero siempre que se actúe sobre las causas. “Las reformas laborales no resuelven el gran problema del desempleo”, insiste. El sindicato, incluso, está dispuesto a prorrogar el actual acuerdo de crecimiento moderado de los salarios para los años 2013 y 2014, “pero eso exige un compromiso de responsabilidad y solidaridad de los empresarios, que deben moderar  los precios y reinvertir los  beneficios empresariales”, afirma Ferrer.