Archivo de Público
Jueves, 1 de Diciembre de 2011

Detenido por robar 3.000 carros en centros comerciales de Madrid

El valor del material robado podría alcanzar los 300.000 euros, según las empresas denunciantes

SERVIMEDIA ·01/12/2011 - 10:16h

La Policía Nacional detuvo el pasado 24 de noviembre en Madrid a un hombre que se dedicaba a robar carros de centros comerciales. Según confesó el detenido a los agentes, robó unos 3.000 carros durante más de un año.

Según las estimaciones de las empresas afectadas, el valor de los carros robados alcanza un valor de unos 290.000 euros — según estos cálculos cada carro vale entre 80 y 200 euros, dependiendo del material con el que estén fabricados—, informa Oscar López-Fonseca.

Según informó la Policía, el detenido —Juan Antonio R.C., de 37 años— se apropiaba de estos carros en establecimientos comerciales de toda la Comunidad de Madrid y posteriormente los vendía en una chatarrería de Vicálvaro. El ladrón no tenía miramientos con nadie: robaba carros tanto del Ikea, como Carrefour, Toys 'r' us, etc. Confesó también que robaba como mínimo dos al día.

La investigación se inició a raíz de las denuncias interpuestas por los representantes de varios centros comerciales. En ellas, ponían en conocimiento de los agentes el robo de numerosos carros de compra en centros comerciales de Madrid.

En colaboración con esos establecimientos, se instaló, de manera aleatoria, un sistema de localización GPS en algunos de los carros. Y fue uno de esos dispositivos el que alertó de que uno de los carros había salido del perímetro del centro comercial. Ese día, el ladrón acababa de sustraer dos carros en el Ikea del centro comercial de La Gavia, en el ensanche de Vallecas, al sur de la ciudad.

Otros dos detenidos

El GPS marcó como punto de referencia una calle del distrito de Puente de Vallecas. Al lugar se dirigieron varios indicativos policiales que localizaron una furgoneta en cuyo interior había dos carros de la compra, uno de ellos con el citado dispositivo. Allí mismo procedieron a la detención de Juan Antonio R. como presunto autor de un delito de hurto.

Las investigaciones desvelaron que el detenido llevaba desde principios de año robando carros de la compra con una frecuencia de, al menos, dos al día. Tras ello, los trasladaba para su venta hasta una chatarrería ubicada en la calle pirotecnia,53, en el barrio de Vicálvaro.

Los agentes inspeccionaron ese local y hallaron, en ese momento, 29 carros de diversos establecimientos comerciales. Por ello, procedieron al arresto de la propietaria y del encargado de la empresa como presuntos autores de un delito de receptación. Ellos eran los que compraban los carros para después prensarlos y vender el material.