Archivo de Público
Martes, 29 de Noviembre de 2011

Programas de prevención de lesiones en atletas demandan tiempo

Reuters ·29/11/2011 - 16:25h

Por Kerry Grens

Un programa de estiramiento y resistencia muscular de tres meses de duración tuvo apenas un efecto pasajero en la prevención de lesiones de rodilla en jugadores de fútbol, comparado con un programa de nueve meses de duración.

"La mayoría de los programas de prevención de lesiones duran entre 10 y 12 semanas. Pensamos que a partir de entonces, si no se hace nada, el jugador volverá al punto de partida", dijo Darin Padua, profesor de la University of North Carolina.

Con su equipo, Padua preparó a los entrenadores de 15 ligas de fútbol juvenil para que sus atletas realizaran durante tres o nueve meses un programa de prevención de lesiones con sesiones de precalentamiento durante 15 minutos antes de cada práctica.

Al inicio y al final del período de entrenamiento, el equipo evaluó la movilidad de los jugadores con pruebas como saltar desde una caja, caer en el piso y volver a saltar. Esos movimientos revelan el riesgo de sufrir una lesión del ligamento cruzado anterior (LCA) de la rodilla.

Al final del entrenamiento, todos los atletas rendían mejor en esas pruebas que al principio del estudio.

En general, los jugadores cometían entre cinco y seis errores en los test de movimiento antes del programa y entre tres y cuatro después del programa. Cinco o más errores indican riesgo de sufrir una lesión del LCA.

"Los tipos de errores son muy evidentes, de modo que poder cambiar uno o dos revela que los atletas pudieron modificar mucho de su biomecánica", dijo Padua a Reuters Health.

A los tres meses de finalizar el programa, sólo los jugadores que habían completado el de nueve meses mantenían los cambios.

El equipo no determinó si con la mejoría en el rendimiento en las pruebas de movimiento realmente disminuía la cantidad de lesiones del LCA.

Pero un estudio reciente sobre jugadores juveniles de fútbol y baloncesto reveló que los participantes de un programa de prevención sufrieron un 44 por ciento menos de lesiones (sin contacto con otro jugador) que los jugadores que no habían recibido el mismo entrenamiento.

Para Gregory Myer, profesor del Centro Médico del Hospital de Niños de Cincinnati, el entrenamiento para prevenir lesiones debería extenderse, especialmente a la pretemporada. "La tasa de lesiones aumentaría al principio de la temporada", dijo.

Las atletas mujeres tienen más riesgo de lesionarse el LCA que los varones, comentó Myer, que no participó del estudio. El daño del LCA eleva la probabilidad de desarrollar osteoartritis.

FUENTE: The American Journal of Sports Medicine, online 7 de noviembre del 2011