Archivo de Público
Lunes, 28 de Noviembre de 2011

Extirpación ovárica no generaría mayor riesgo de muerte: estudio

Reuters ·28/11/2011 - 15:59h

Por Andrew M. Seaman

Más allá de las preocupaciones respecto de que la remoción de ambos ovarios en una mujer aumentaría las posibilidades de muerte por enfermedades asociadas con el envejecimiento, un nuevo estudio amplio sugiere que el procedimiento sería seguro.

Tras observar datos de más de 130.000 maestras de California, investigadores hallaron que las mujeres que tenían 45 años o más al momento de la extirpación de los dos ovarios presentaron una posibilidad levemente menor de muerte que sus pares sin la operación, durante el período de estudio

Para las menos de 45 años al momento de la cirugía, no hubo más riesgo de muerte con el tiempo, indicaron los autores en la revista Fertility and Sterility.

Katherine Henderson, autora y profesora asistente del Instituto de Investigación Beckman en California, dijo a Reuters Health que el estudio apuntaba a evaluar una preocupación generada por algunas investigaciones previas, que sugerían que la extirpación ovárica bilateral estaba relacionada con un mayor riesgo de muerte.

Con frecuencia, las mujeres a las que se les extrae el útero durante una histerectomía tienen la opción de que también se les extirpen los ovarios en el mismo momento.

Se cree que extraer los dos ovarios reduce las posibilidades de una mujer de desarrollar cáncer ovárico, que es difícil de detectar en sus estadios iniciales.

Remover los ovarios femeninos, que generan estrógeno, lleva a la paciente casi inmediatamente a la menopausia, aunque con un impacto desconocido sobre la salud a largo plazo.

"En ciertos grupos de mujeres, como aquellas con antecedente familiar de cáncer de pecho o de ovario, el beneficio de la menopausia temprana en claro", dijo Henderson.

"Sin embargo, en la mayoría de las mujeres simplemente no está claro si ese inconveniente relacionado con la menopausia temprana debido a la extirpación ovárica bilateral supera o no los beneficios", añadió.

En el 2007, alrededor de 20.000 mujeres estadounidenses fueron diagnosticadas con cáncer de ovario, y casi 15.000 murieron como consecuencia, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por su sigla en inglés).

De acuerdo con el estudio de Henderson, unas 600.000 mujeres se sometieron a histerectomías anualmente entre el 2000 y el 2004. En más de la mitad de los casos también se extirparon los ovarios.

Durante la última década, una cantidad de estudios generaron respuestas contradictorias a la pregunta sobre si la remoción ovárica aumenta abruptamente los riesgos que suelen incrementarse naturalmente durante la menopausia, incluido el de muerte y enfermedad cardíaca, cáncer y otros problemas.

El doctor William Parker, del Instituto del Cáncer John Wayne del Centro de Salud Saint John en California, que publicó un estudio que relaciona la remoción ovárica con un mayor riesgo de muerte, dijo que él nota que los médicos más jóvenes se están inclinando más que los de mayor edad a aceptar que habría más peligro asociado con el procedimiento.

"Uno no puede sacar una conclusión definitiva porque la literatura es demasiado variada", dijo la doctora Vanessa Jacoby, profesora asistente de obstetricia y ginecología y ciencia reproductiva de la University of California, en San Francisco.

Jacoby dijo a Reuters Health que estudiar una relación entre la remoción ovárica y la muerte por enfermedad cardíaca o cáncer es difícil por muchos motivos. Y añadió que una de las razones principales es que pasa mucho tiempo entre la cirugía y la muerte.

FUENTE: Fertility and Sterility, online 14 de noviembre del 2011