Archivo de Público
Jueves, 24 de Noviembre de 2011

Contaminación aire cuesta Europa miles millones euros: informe

Reuters ·24/11/2011 - 18:01h

La contaminación del aire causó más de 100.000 millones de euros en daños a la salud y el medio ambiente, lo que pone de relieve la necesidad de contar con más fuentes de energía renovables, según un informe publicado el jueves por la Agencia Europea del Medio Ambiente.

Las 10.000 mayores fábricas y centrales de energía de Europa gastaron 102.000-169.000 millones de euros en tema de salud, como problemas respiratorios y cardiovasculares, y por costos medioambientales por la contaminación del aire en el 2009, que son los datos disponibles más recientes.

Por ciudadano, el costo estuvo entre 200 y 300 euros.

"Este análisis muestra el significativo impacto de las centrales eléctricas de combustibles fósiles y los elevados costos que imponen a la salud de las personas y el medio ambiente, lo que aporta argumentos para introducir tipos de energía más limpios de forma aún más urgente", dijo la directora ejecutiva de la Agencia Europea de Medio Ambiente, Jacqueline McGlade, en un comunicado.

El sector de generación de energía fue el que más contribuyó a los costos, con 66.000-112.000 millones de euros, según el estudio, que cubrió a los 27 países de la UE así como a Noruega y Suiza.

Un pequeño número de instalaciones, 622 o el 6 por ciento del total, representaban el 75 por ciento de los costos de daños totales resultantes de los contaminantes del aire, como metales pesados, dióxido de azufre, óxidos de nitrógeno y los gases de efecto invernadero de dióxido de carbono.

Para hacer frente a este problema, la UE tiene previsto revisar la legislación europea sobre la calidad del aire en el 2013, aunque se espera resistencia de estados miembros del bloque.

Alemania, Francia, Italia, Polonia y Reino Unido, que tienen el mayor número de instalaciones, fueron identificados como los que más contribuían en términos de costos a los daños totales.

Bulgaria, la República Checa, Estonia, Polonia y Rumanía también eran responsable de un nivel significativo de daños relacionados con los niveles de emisión totales.

Los datos fueron recogidos del registro de contaminación europea y cubrieron grandes centrales eléctricas, refinerías, combustión de fabricación y procesos industriales.