Archivo de Público
Jueves, 24 de Noviembre de 2011

Quince víctimas en choques entre desertores y fuerzas leales a Asad en Siria

EFE ·24/11/2011 - 12:48h

EFE - Miles de mujeres sirias gritan consignas favorables al régimen durante una manifestación en la plaza Bab Touma en Damasco (Siria), hoy, jueves 24 de noviembre de 2011, día en el que los ministros de Asuntos Exteriores de los países de la Liga Árabe se reúnen en El Cairo (Egipto) para tratar la crisis en Siria.

Al menos quince personas murieron o resultaron heridas en los choques registrados hoy entre soldados desertores y fuerzas leales al régimen de Bachar al Asad en la zona de Rastan, en el centro de Siria, confirmó a Efe el miembro del opositor Consejo Nacional de Transición sirio Omar Edelbe.

Edelbe, que no pudo precisar la cifra de muertos y la de heridos en estos sucesos, apuntó que entre las víctimas hay soldados disidentes y también civiles.

Los enfrentamientos estallaron cuando las fuerzas de seguridad y los matones del régimen o "shabiha" dispararon desde blindados militares hacia una zona donde viven muchos activistas y soldados desertores, señalaron los opositores Comités de Coordinación Local.

Edelbe agregó que otros dos ciudadanos sirios murieron hoy como consecuencia de la represión del régimen en las localidades de Haula y Homs, también en el centro del país.

Uno de ellos es Muad Abdel Karim al Fares, un destacado activista que murió bajo la tortura de las fuerzas del régimen en un cuartel de la policía militar y cuyo cadáver ha sido entregado a su familia para que lo entierre.

Por otra parte, el Observatorio Sirio de los Derechos humanos, cercano a la oposición, confirmó los enfrentamientos violentos en Rastan, sin detallar el número de víctimas.

Este grupo agregó en un comunicado que el Ejército sirio bombardeó hoy con artillería pesada los pueblos de Abdita y Eblin, donde se oyeron fuertes explosiones.

Siria es escenario desde el pasado marzo de una revuelta contra Al Asad que se ha saldado con más de 3.500 muertos, según las últimas cifras de la ONU.