Archivo de Público
Jueves, 24 de Noviembre de 2011

Bilirrubina alta al nacer podría indicar riesgo atresia biliar

Reuters ·24/11/2011 - 14:59h

Un estudio retrospectivo reveló que los niños con atresia biliar habían tenido niveles elevados de bilirrubina directa o conjugada justo después de nacer, informaron investigadores.

Estos hallazgos serán publicados en la edición de diciembre de la revista Pediatrics y ya se encuentran disponibles en internet.

Los expertos señalan que los resultados sugieren que controlar y monitorear la bilirrubina "podría transformar el manejo de la atresia biliar al identificar a los bebés afectados antes incluso de que desarrollen lesiones hepáticas clínicamente importantes".

El doctor Saul J. Karpen y colegas del Baylor College of Medicine y el Hospital de Niños de Texas en Houston indican que se considera que la atresia biliar se adquiere cuando los bebés desarrollan una obstrucción del tracto biliar algunas semanas después de nacer.

En meses, eso puede generar enfermedad hepática de estadio avanzado, para la cual el trasplante es la única alternativa. No obstante, si la atresia biliar se diagnostica tempranamente, la llamada operación Kasai (o portoenterostomía hepática) restauraría el flujo biliar y demoraría la cirrosis.

Pero los investigadores señalan que el diagnóstico temprano es complicado no sólo porque la condición es poco habitual (sucede en uno de cada 10.000 niños) sino porque además el indicador clínico inicial -la ictericia- suele confundirse con las formas más comunes de ictericia neonatal.

Con el fin de determinar el punto más inicial en que podría detectarse la atresia biliar, los autores examinaron los registros de 61 niños con la enfermedad nacidos en su centro entre el 2007 y el 2010.

En 34 de los niños se midieron los niveles de bilirrubina directa o conjugada dentro de las primeras 96 horas de vida.

Cada nivel de bilirrubina directa o conjugada medido durante este período neonatal en estos chicos excedió el límite superior de laboratorio del rango considerado normal, reveló el equipo.

Sin embargo, los niveles de bilirrubina total no eran muy altos y estaban por debajo de los niveles de fototerapia para bebés saludables nacidos a las 37 semanas de gestación.

A eso se debería que sólo 18 de los 34 bebés tuvieron seguimiento directo luego del alta a pesar de sus niveles elevados de bilirrubina directa/conjugada, comentaron los autores.

"Nuestros hallazgos sugieren dos posibilidades que mejorarían la práctica actual", concluyen Karpen y colegas.

"(1) Controlar a todos los recién nacidos en busca de niveles de BD/BC (bilirrubina directa/conjugada) más allá de la apariencia clínica; y (2) seguir los niveles elevados de BD/BC más allá de los niveles totales de bilirrubina", añadieron.

Los autores de un editorial coinciden en que si los resultados se confirman, la atresia biliar podría ser fácilmente detectada usando un test de laboratorio común. Con todo, agregaron, se requieren estudios prospectivos nuevos y más amplios.

FUENTE: Pediatrics, diciembre del 2011